Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Boca del Pozo da su respaldo al uruguayo Juan Ramón Carrasco

Un grupo de seis chicos identificado con banderas de la Boca del Pozo llega al polideportivo de Los Samanes y con frases amenazantes advierte a los cronistas gráficos que mantengan su distancia. Los guardias y el dirigente Xavier Dassum toman las medidas respectivas para evitar algún contratiempo, producto del mal momento que atraviesa Emelec. Sin embargo, lo que sucede sorprende a todos.


Publicidad

El acceso a los periodistas es restringido. El director técnico, Juan Ramón Carrasco, ha ordenado un entrenamiento a puerta cerrada para mantener a los futbolistas “alejados de los comentarios que pueden afectar la estabilidad del plantel”. Los barristas entran al lugar sin problemas.

Un equipo de Diario EXPRESO logra ingresar a la “fortaleza”. Encuentra a Carrasco dirigiendo una práctica formal, mientras al fondo de la cancha uno se observan dos guindolas con las leyendas: “Aguante” y “La Boca del Pozo está contigo”.

Giuseppe Cavanna, líder de la agrupación, aclara que el acto “fue iniciativa de los pelados”, pero el viernes encabezará un grupo más grande que visitará el entrenamiento del equipo.

“La gente que más reclama es la que nunca va al estadio y no conoce algunas situaciones. La hinchada tiene derecho a estar molesta por el mal momento del equipo, pero la Boca apoya a Emelec y no puede estar de acuerdo con actitudes que afecten la imagen institucional. Un emelecista de corazón no destruye nuestro escenario, ni perjudica al club obligando a que el árbitro suspenda un partido cuando estamos luchando por remontar el marcador”, expresa Cavanna.

“Esta situación”, continúa el barrista, “la tienen que arreglar entre ellos (jugadores y técnico). Nosotros no podemos estar ni con otros. Las personas pasan y las instrucciones quedan y como dice uno de nuestros trapos (banderas), lo nuestro es amor por los colores y no por los jugadores”.

Cavanna recordó que el técnico y sus dirigidos son profesionales que ganan su sueldo y deben devengarlo.

“Posiblemente iremos el viernes a la cancha a hablar con ellos. Nuestra intención no es armar escándalos, sino hacerle ver a todos que están defendiendo una institución muy grande y no pueden anteponer sus caprichos al bienestar de Emelec. Incluso (Javier) Klimowicz reconoció que nosotros nunca hemos sido agresivos con ellos y los apoyamos en momentos difíciles”, acotó.

Ayer, el ‘Bombillo’ retomó los entrenamientos con miras al partido de revancha ante Independiente, a jugarse desde las 20:45 del sábado.

Contrario al deseo de los barristas, el grupo continúa dividido.

Gabriel Achilier dice que “el equipo está fuerte” y solo será cuestión de tiempo para que los resultados comiencen a llegar.

Édison Méndez asume una posición diferente. Asegura que algunos compañeros no se adaptan al sistema que Carrasco intenta implementar y afirma que a sus 30 años no va a cambiar su forma de jugar, “solo para agradar a alguien”.

Cuando la jornada termina, los jugadores se reúnen y se van juntos a disfrutar de un asado. Posiblemente ese sea el mejor escenario para aclarar los malos entendidos.

Fuente: Diario Expreso