Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Liga clasifica a cuartos de final en la Copa Sudamericana

 


Publicidad

 

Liga Deportiva Universitaria avanzó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana al eliminar al argentino Independiente, que defendía el título, pese a perder 1-0 el miércoles por la noche el desquite jugado en Avellaneda.

El delantero Leonel Núñez (45+1) marcó el gol para el triunfo de Independiente, al que no le alcanzó la victoria por la mínima ventaja, ya que la Liga se impuso 2-0 en el encuentro de ida y avanzó por tener mejor diferencia de gol en la llave entre ambos. En los cuartos de final, la Liga de Quito se enfrentará con el vencedor de la llave que aún deben disputar el brasileño Sao Paulo y el paraguayo Libertad.

Forzado a remontar una desventaja de dos tantos por la derrota en la ida, el defensor del título asumió bien el protagonismo y estuvo cerca de encontrar la diferencia casi en el comienzo, cuando Núñez sorprendió con un ‘bombazo’ de media distancia que el arquero Alexander Domínguez resolvió con esfuerzo.

A partir del despliegue de Godoy en el medio, y las subidas constantes de Julián Velázquez por el lateral derecho, Independiente tuvo el control de la pelota, pero ‘Patito’ Rodríguez y Defederico, los encargados de la gestión en el ataque, estaban imprecisos. Del otro lado, la Liga comenzó por tratar de ajustar las marcas en el medio, y así controlaba con solvencia el ritmo del encuentro, aunque dejando a Barcos muy solo como único delantero.

Dentro de ese desarrollo, el local sólo pudo crear peligro con un remate cruzado de Velázquez desviado, y luego con un derechazo desde muy lejos de Godoy que pasó al lado del poste derecho. La primera mitad parecía que culminaría en cero, pero en tiempo de descuento, de un centro de Velázquez llegó un despeje corto en el que Núñez tomó el rebote, y desde la medialuna sacó un derechazo que se desvió ligeramente en la cabeza de Guagua y dejó sin posibilidades a Domínguez.

El 1-0 le daba aire a Independiente para tratar de ir en busca de la remontada en la segunda parte, y es lo que intentaron hacer los dirigidos por Ramón Díaz, incluido también un retroceso peligroso de la Liga en el terreno de juego. Sin embargo, el tiempo comenzó a consumirse, e Independiente, pese a manejar la pelota casi con exclusividad, no supo hallar espacios ante un adversario que se conformó rápidamente con la desventaja por la mínima, y buscó refugio en la solidez de su defensa y en la sobriedad del portero.