Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Liga de Quito gana, golea y no descansa por llegar a la final

Sobreponiéndose a un gol inicial que lo tuvo en desventaja, Liga de Quito revertió el marcador y se alzó con una importante victoria ate Deportivo Cuenca y terminó goleando 4×1 en un juego donde nuevamente apareció como figura el delantero argentino Hernán Barcos.


Publicidad

Tuvo complicaciones los primeros minutos, estuvo abajo en el marcador, Deportivo Cuenca inquietó después del primer gol, pero al final del primer tiempo Liga de Quito cumplía con creces y mantenía un resultado alentador para la etapa de complemento. Así fue el transcurso de una primera mitad donde Deportivo Cuenca quiso dar complicaciones pero finalmente no pudo ante la calidad de Liga y especialmente de sus extranjeros Ezequiel González y Hernán Barcos.

Cuando se jugaban 3 minutos llegaba la sorpresa y el gol del Deportivo Cuenca justamente cuando Liga de Quito atacaba y un mal cambio de frente de Ezequiel González, despejado por Marcelo Bohórquez, encontraba bien ubicado para el contragolpe a Federico Laurito. El goleador cuencano abría la pelota hacia la zona izquierda del área para Javier Robles y éste anotaba con un tiro cruzado ante la salida de Domínguez.

Javier Robles celebra el primer gol del partido que le dio ventaja transitoria a Deportivo Cuenca.

Después del gol Liga y Deportivo Cuenca continuaron buscando la anotación, “azucenas” en los pies de Barcos y “morlacos” a través de Laurito y Govea, pero a los 23 minutos era el equipo “albo” que llegaba al gol del empate cuando Hernán Barcos inicia una jugada excepcional poniendo un banquete entre dos defensores para Neicer Reasco que ingresaba al área y centraba. La pelota era rechaza a medias por el lateral derecho Andrés López y el rebote quedaba coincidentemente en los pies del mismo Barcos que anotaba con sobriedad y precisión para emparejar las acciones.

El empate le dio mucha vitalidad al encuentro, partido que se volvió de ida y vuelta como lo demostraban ambos equipos. En el mismo minuto (29′) Liga y Deportivo Cuenca pudieron ponerse en ventaja, primero los locales cuando un centro de Marlon Ganchozo por izquierda estuvo a punto de llegar a cerrar Claudio Bieler, y luego la visita cuando Laurito escapaba de contra y tras una jugada personal remataba cruzado, exigiendo al portero Domínguez desviar la pelota hacia fuera.

Liga de Quito se mostraba con mayor solidez con el transcurrir de los minutos. A los 32 minutos Barcos anunciaba nuevamente que Liga comenzaba a pisar con fuerza, sacaba un remate tremendo hacia el centro, desviado de puños por el portero Dreer. Pero cuando se jugaba el minuto 36 una nueva acción de Barcos, por izquierda, terminaba en gol. El “Pirata” centraba por bajo, Dreer alcanzaba a desviar una pelota muy complicada, pero el rebote lo tomaba solo Neicer Reasco que ingresaba por el segundo palo y definía solo hacia arriba para tomar ventaja 2×1.

Hernán Barcos fue el hombre más peligroso de Liga en el primer tiempo.

Y antes de terminar el primer tiempo llegaba la tercera, un gol realmente inesperado que nacía de una falta sin trascendencia. A la ejecución del tiro libre acudía Ezequiel González que remataba con mucho efecto, la pelota pasaba por afuera de la barrera y derrotaba al portero Dreer que no alcanzaba a desviar.

La etapa de complemento fue prácticamente un mero trámite, más aún cuando Deportivo Cuenca se quedó con un hombre menos por la expulsión del argentino Javier Robles al recibir la segunda tarjeta amarilla a los 72 minutos.

Deportivo Cuenca había salto con mucho ímpetu en el inicio del segundo tiempo, tratando de emular los minutos iniciales del primer tiempo. Juan José Govéa se mostraba como el hombre más peligroso de su equipo probando con remates de media distancia, pero se encontraba con un Domínguez atento que desviaba los disparos fuera del campo.

Liga de Quito hacía su trabajo con mucha limpieza en la mitad del campo, un juego inteligente y sin complicaciones, precisión en la entrega aunque con una delantera que no se exigía como en la etapa inicial.

A los 73 minutos el recién ingresado Enrique Gámez estuvo cerca de anotar el cuarto en un contragolpe por la derecha. La “Zarapa” llegaba hasta el borde del área y soltaba un remate cruzado que por poco vencía al portero Dreer.

Y cuando se jugaba el minuto 80 el veterano Ulises De la Cruz decía presente en el marcador y cerraba cifras. El experimentado polifuncional jugador “albo” tomaba la pelota desde aproximadamente 30 metros, observaba al portero y tiraba un misil a ras del gramado y derrotaba al portero Dreer que nada podía hacer con el disparo angulado.

Alineaciones

L.D.U.(Q.): Alexander Domínguez; Jorge Guagua  TR, Geovanny Caicedo TA, Diego Calderón; Neicer Reasco TA, Ulises De La Cruz, Fernando Hidalgo, Marlon Ganchozo TA (Enrique Gámez 72’); Ezequiel González (Lucas Acosta 78’); Hernán Barcos, Claudio Bieler TA (Miler Bolaños 63’)
DT: Edgardo Bauza (Arg)

Deportivo Cuenca: Esteban Dreer; Andrés López, Carlos Castro, Facundo Imboden, Marcelo Bohórquez (Julio Angulo 67’); Fernando Fajardo TA, Miguel Bravo (Mauricio Hurtado 75’), David Matute TA (Deison Méndez 35’), Javier Robles TR; Juan José Govéa TA, Federico Laurito
DT: Luis Soler (Arg)

Neicer Reasco fue una pesadilla para la defensa del Deportivo Cuenca.