Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ex tenista Yannick Noah acusa a deportistas españoles de usar “posiones mágicas”

El extensita francés Yannick Noah, ganador de Roland Garros en 1983, insinuó en una columna publicada hoy en “Le Monde” que el éxito del deporte español está basado en el dopaje porque los atletas de ese país se cayeron “en la marmita” de la “poción mágica”.


Publicidad

“Actualmente, el deporte es un poco como ‘Astérix en los Juegos Olímpicos’: si no tienes la poción mágica es difícil ganar. Y da la impresión de que, como Obélix, ellos (los españoles) se cayeron dentro de la marmita. Qué suerte”, escribe el extenista y cantante, que no llega a lanzar una acusación directa.

El nivel del deporte español, que en los últimos años ha logrado numerosos éxitos en fútbol, baloncesto, tenis, ciclismo, motociclismo o Fórmula Uno, se sustenta sobre una condición física inalcanzable para el resto de atletas, según Noah.

Cuando estaba en activo “no hacía el ridículo frente a nuestros amigos españoles, ni mucho menos”, dice el último ganador francés de Roland Garros, quien agrega que lo mismo ocurría entonces, en los años ochenta, en deportes como el fútbol, el baloncesto o en el Tour de Francia.

Actualmente, “corren más rápido que nosotros, son mucho más fuertes y no nos dejan más que migajas. A su lado, simplemente parecemos enanos. ¿Qué nos hemos perdido?”, se pregunta el padre del jugador de los Chicago Bulls, Joakim Noah.

“¿Cómo puede una nación, de un día para otro, dominar el deporte de esa manera? ¿Habrán descubierto técnicas y estructuras de entrenamiento vanguardistas que nadie antes que ellos había imaginado? Me cuesta mucho creerme esa hipótesis”, escribe Noah.

El extensita reconoce en la edición de “Le Monde” del sábado que España tiene la suerte de contar con deportistas de talento excepcional como el tenista Rafael Nadal, el pívot Pau Gasol, el ciclista Alberto Contador o el futbolista Andrés Iniesta, pero critica cómo se maneja la lucha contra el fraude deportivo.

“En España, el “caso Fuentes”, el escándalo de dopaje más grande de la historia, hizo “pschitt'”, dice Noah. “Quizá porque allí el deporte ocupa un lugar tan importante que sus héroes están más protegidos que en otros sitios.

El francés recuerda en su texto que “la semana pasada, uno de sus jugadores (españoles) de la Eurocopa de Baloncesto pasó un control ‘anormal’ de testosterona”.

“Nadie tiene dudas. La mejor actitud a adoptar es aceptar el dopaje. Y todo el mundo tendrá la poción mágica”, señala.