Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Luis Suárez se conforma con acabar entre los diez primeros en el Balón de Oro

El uruguayo Luis Suárez tiene claro que el argentino Lionel Messi ganará el Balón de Oro de este año y, pese a que está entre los 23 finalistas, se conforma con acabar entre los diez primeros.


Publicidad

“No tengo ninguna duda de que ganará Messi, es tan bueno,…”, asegura en una entrevista que publica hoy la revista “France Football”.

El jugador del Liverpool, de 24 años, afirma que “nunca habría imaginado” estar en la final del prestigioso galardón del que el próximo lunes se anunciarán los tres candidatos definitivos, antes de que el 9 de enero se conozca al vencedor.

“Al tiempo es un reconocimiento a mi trabajo”, agrega el uruguayo, que considera que “acabar entre los diez primeros sería ya una bonita recompensa”.

Suárez asegura que los éxitos conquistados por Uruguay en los últimos años tienen mucho que ver con el buen ambiente que hay en el vestuario.

“Cuando te llevas bien fuera del campo, y ese es nuestro caso, la solidaridad natural que se desprende de esta armonía reaparece durante los partidos”, comentó.

“La diferencia entre Uruguay y otras selecciones nacionales es que en nuestro caso nadie se considera mejor que los demás”, agregó.

El delantero indicó que tiene más sintonía con Cavani que con Forlán, al que considera “más un referente”.

“Con Cavani jugué el Mundial sub-20 en Canadá en 2007. Nos conocemos bien porque somos de la misma ciudad (Salto) y nos llevamos sólo dos meses”, aseguró.

“Forlán es para mi más un referente. Le miro con mucha admiración. Cuando tenía quince años le veía en la tele y quería imitarle, jugar a su lado”, agregó.

Suárez aseguró que prefiere la victoria lograda por su selección en la Copa América el año pasado a las semifinales del Mundial de Sudáfrica.

“No la habíamos ganado desde hacía 16 años. Somos un pequeño país en el mapa. Y los chavales de diez o quince años no habían visto nunca una victoria de Uruguay. Fue algo formidable”, comentó.

El atacante negó la fama de dureza que hay en el fútbol uruguayo, aunque confesó que hay equipos pequeños “que no tienen otra cosa” que la fuerza física para afrontar los partidos.

Además, señaló que el fútbol sudamericano se vive con una “pasión obsesiva” y que “hay que luchar permanentemente para llegar a la cima”.

“Si llegas a emerger, a salir de la jungla del fútbol uruguayo estás listo mental y físicamente para jugar en Europa”, comentó.