Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Prensa torreonense contenta con el primer torneo de Christian Suárez

Christian Suárez cumplió con las expectativas que se tenían de él en su llegada al Santos Laguna, ya que el ecuatoriano fue fundamental, primero en el esquema de Diego Cocca y después en el de Benjamín Galindo, colaborando el volante ofensivo para que los Guerreros terminaran como el equipo más goleador del Torneo Apertura con 38 tantos, 29 en la fase regular y 9 en la liguilla.


Publicidad

Suárez llegó al conjunto albiverde procedente del descendido Necaxa, poniéndose el sudamericano como objetivo el triunfar con los Guerreros luego del fracaso con los hidrorrayos, cosa que consiguió al llegar hasta la gran final del Torneo Apertura 2011 y quedar como subcampeón con la escuadra santista.

Christian se convirtió pronto en el jugador más desequilibrante para el Santos, teniendo enorme facilidad para desbordar por ambos costados, para después sacar peligrosos centros o bien decidirse por una individualidad y tirar a gol con potencia, por lo que siempre fue un peligro constante para las defensivas rivales.

El jugador comenzó a destacar pronto en el torneo mexicano, lo que le valió ser convocado a la Selección de Ecuador para encarar partidos amistosos y después estar en el arranque de la eliminatoria sudamericana rumbo al Mundial de Brasil 2014, por lo que hoy en día es futbolista constante con el representativo de su país.

Uno de sus mejores partidos con Santos fue en la reciente liguilla en el duelo de vuelta de las semifinales ante el Morelia, en el que anotó un par de goles para poner al equipo de la Comarca nuevamente en la gran final, misma que posteriormente perdieron con los Tigres de la UANL, convirtiéndose Christian Suárez en la figura de aquel encuentro ante los michoacanos.

En total Suárez anotó cinco veces con Santos en el Apertura, siendo tres en la fase regular ante el Atlante, Toluca y Tigres, además de los dos que le metió a Monarcas en semifinales. También en la Concachampions tuvo actividad y ayudó con goles a los albiverdes, destacando uno que hizo ante el Olimpia de Honduras en el que se llevó al menos a 3 jugadores rivales desde la media cancha y después evadió al portero para empujar el balón a las redes.

Quizás el único punto negativo de este explosivo ecuatoriano, fue el no contar con la condición física necesaria para soportar los 90 minutos a un alto nivel, ya que después del 60 empezaba mermar su funcionamiento y constantemente tenía que ser relevado, por lo que si mejora en este aspecto para el próximo torneo, no cabe duda que será un jugador muy valioso para el equipo santista.

Fuente: El Sol de Torreón