Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Christian Suárez lleno de vivencias

Un 2011 de luces y sombras es el que vivió Christian Suárez en Méxicio. Nunca había salido de su país para jugar y cuando lo hizo le pasó lo inimaginable.


Publicidad

Llegó en diciembre de 2010 para reforzar a un desatroso Necaxa, que tenía como única consigna el no descender. El volante ecuatoriano se esforzó, fue uno de los mejores hombres de los Rayos, pero al final nada pudo hacer para salvarlos. El primer semestre llenó de pesar al sudamericano.

“El futbol es así, a veces pasas por malos momentos, en otros es todo lo contrario. Lo que nos tocó pasar en Necaxa fue muy duro, muy triste, se descendió al final, a pesar del gran esfuerzo hecho, desafortunadamente no se pudo salvar la categoría, pero bueno, el balompié da vueltas, revanchas”, confió en entrevista.

Para su bien, el futbol que demostró en el torneo Clausura hizo que otros planteles de Primera División se interesaran en él. La Liga de Ascenso parecía su destino, pero varios planteles se esmeraron en que no fuera así. Santos fue el que ganó.

“Ahora estoy en un gran equipo como es Santos. Estoy tranquilo, con los pies bien puestos sobre la tierra, con la idea de que hay que seguir trabajando, de trabajar más duro para mejorar.

“En el momento que el plantel descendió me fui con la conciencia tranquila, podía ver a todos en la cara, sabiendo que hice un buen esfuerzo. Cuando me llamaron y me dijeron de la posibilidad de jugar en Santos me sentí muy contento, también mi familia, porque llegar a un equipo como ese fue lo mejor que me pudo haber pasado. Ahora hay que aprovecharlo y trabajar fuerte para estar muchos años en la institución”, dijo.

Suárez agradeció el gesto con  un rendimiento de gran calidad. Se acopló rápido a la maquinaria ofensiva encabezada por Oribe Peralta y Daniel Ludueña, para llevar al plantel hasta la final, la cual perdieron ante Tigres. Por la banda derecha, difícilmente se puede encontrar alguno que haya jugado mejor que el sudamericano en todo el Apertura.

“Cuando uno cambia de equipo va con la idea de aportar lo suyo, aparte la calidad de jugadores que hay también ayuda a crecer. Estoy muy contento. El trabajo me ha ayudado a alcanzar logros importantes, siempre he sido una persona a la cual le gusta laborar y gracias Dios me han salido las cosas”, explicó.

El buen rendimiento del volante no pasó inadvertido en   su país, donde ven con alegría la evolución en su juego. En recientes días, el diario ecuatoriano El Comercio destacó el aporte de Suárez en el futbol mexicano y a su parecer fue el mejor de sus ocho connacionales que están en el país, incluso sobre gente de categoría de selección como Walter Ayoví, Christian Benítez y Michael Arroyo, por mencionar a los de mayor renombre.

Esa situación ha sido bien asimilada por el propio jugador, que disfruta que se hable bien de él en su nación. Sabe que de continuar por esa manera el formar parte de la Tricolor será factible. Lo desea.

“La gente de Ecuador está muy contenta porque hay un paisano suyo que destaca y eso también me llena de alegría, me gusta que estén pendientes de uno y de todos los ecuatorianos que estamos en México”, dijo el sudamericano, quien en el segundo semestre fue requerido por el técnico Reinaldo Rueda.

Fuente: Excelsior