Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Barcelona empata con Santa Fe en una Noche Amarilla sin precedentes

La fiesta fue completa, desde presentaciones artísticas, canciones oficiales, presentación de la nueva camiseta, videos conmemorativos, palabras de aliento, invitados extranjeros y más. La Noche Amarilla fue una verdadera fiesta, una presentación a lo grande para un equipo que pretende cosas grandes en el 2012, y al final, un empate (1×1) ante Santa Fe de Bogotá.


Publicidad

Más tarde aparecieron los jugadores; primeros los juveniles y luego uno a uno los del primer equipo, con anuncio particular para cada uno de ellos. El más ovacionado: Matías Oyola, un ídolo entre la afición de Barcelona.

También desfilaron en el campo los dos principales responsables de la institución, de la fiesta y de las ilusiones de los barcelonistas: Los hermanos Noboa, Antonio y Luis, Presidente y Vicepresidente Ejecutivo.

Llegó el momento del partido, el rival Sata Fe de Bogotá, un equipo diezmado, que no llegó con sus principales jugadores que quedaron concentrados en Colombia a la espera de la primera fecha del torneo cafetero donde iban a enfrentar a su rival de siempre, Millonarios.

El primer tiempo fue en gran parte para los cafeteros, que demostraron ser más que un segundo equipo, un elenco con muchas condiciones que puso en aprietos a un Barcelona que tuvo un inicio auspicioso pero que después del gol visitante luciría desorientado, sin una idea clara de juego, sin un desequilibrio en la mitad y por ende con los receptores de ofensiva sin abastecimiento.

El primer acto de peligro llegó a los 5 minutos con un tiro libre de Matías Oyola que desviaba el portero Leyton al tiro de esquina, mientras que a los 11’ los “amarillos” subían en bloque al área contraria y Hólger Matamoros se atrevía a rematar de media distancia. El portero Leyton dejaba picando la pelota y Damián Díaz echaba increíblemente el esférico a un costado desaprovechando abrir el marcador.

Cuando se jugaba el minuto 20 y Pablo Saucedo cometía una falta al borde del área llegaría el gol que silenciaba el estadio. Atrás de la pelota, en el tiro libre, se paraba el boliviano Diego Cabrera, este ejecutada con mucha categoría y derrotaba al portero Banguera.

Los jugadores de Santa Fe celebran el 0x1 anotado por Diego Cabrera.

Los primeros 45 minutos terminaban con un desenlace bastante inesperado y preocupante, pues Barcelona no generaba futbol después del gol y la afición comenzaba a preocuparse. La fiesta no podía ser completa sin la victoria de Barcelona, al menos no perderla.

En los segundos 45 minutos la historia sería otra y un Barcelona remozado, sin variantes pero con un juego mucho más efectivo y una actitud más agresiva en ofensiva, no lograba darle la vuelta al marcador, pero al menos sin generar al menos una media docena de oportunidades de gol, mostrar buenas individualidades y empatar.

De entrada a los 46 minutos Narciso Mina avizoraba la actitud de Barcelona en el complemento con una corrida y remate de larga distancia que controlaba el portero Leyton.

Mina comenzaba a ser uno de los jugadores más peligrosos de su equipo, siempre bien ubicado, presente en todo el frente de ataque y buscando ser abastecido por el argentino Díaz o el ecuatoriano Matamoros, este último muy activo en la mitad del campo haciendo de lanzador retrasado y respaldando la labor de marca como medio centro.

Pablo Luguercio también fue otro de los que mostró grandes ejecutorios en el segundo tiempo, especialmente buscando el gol más que asistiendo. A los 49 minutos, luego de una pelota que peleaba hasta las últimas consecuencias Narciso Mina, el “Payaso” Luguercio remata al arco pero Leyton volaba a un costado y desviaba.

Pablo Luguercio fue un buen generador de fútbol y estuvo cerca de anotar.

Del minuto 60 al 70 llegarían los mejores momentos de Barcelona, con un Hólger Matamoros inspirado, con muchas opciones para donde tocar y a muchos jugadores a los cuales habilitar. A los 60 minutos el mismo Matamoros remataba al arco y exigía la intervención del portero y a los 62′ se filtraba al área por la derecha tras un pelotazo de Luguercio que terminaba en un empujón dentro del área que el juez central sancionaba fuera de la misma.

A los 66 minutos Pablo Luguercio volvió a levantar de sus asientos a los aficionados, era la más clara para el argentino que jugaba por primera vez en el Monumental. Barcelona atacaba con todo, buscaba la igualdad y no perdía la cabeza a pesar del penal que le habían escamoteado. Christian Cruz atacaba por la izquierda, levantaba un centro y el argentino llegaba dentro de las 5,50 para peinar el esférico de cabeza y por poco anotar. La pelota pasaba apenas desviada.

Llegaría el gol de Barcelona y nuevamente de una combinación entre dos de sus mejores jugadores, Matamoros y Díaz. La “Polilla” iniciaba la jugada, saliendo rápidamente de su propio campo con balón dominado y metiendo un pelotazo largo hacia la izquierda. El pundonor de Díaz no le permitía resignar el esférico que parecía largo, llegó y dejó en el camino al defensor Aguirre en un mano a mano, cuerpo a cuerpo. El “Kitu” observaba el ingreso de Mina al área, metía la pelota y el delantero se dejaba caer ante la fricción del zaguero colombiano, sorprendiendo al árbitro que decretaba penal. A la ejecución del disparo iba el argentino Damián Díaz, un especialista que en esta oportunidad remataba con fuerza a un costado para poner el 1×1.

Damián Díz anotó el gol de penal y dio una gran demostración de fútbol.

Los minutos finales fueron todos para Barcelona, pero al parecer el portero Leyton estaba empecinado en evitar la victoria de los “amarillos” que tuvieron en total, en todo el segundo tiempo, cerca de 9 remates directos a gol, muchos de ellos desviados por el guardameta.

A los 81 minutos los “toreros” realizaban una gran jugada por la izquierda, en los pies del ingresado José Ayoví que alcanzaba a levantar un centro pasado al segundo palo. Allí, esperaba su ex socio en Independiente del Valle, Narciso Mina, quien en dos tiempos no podía anotar gracias a las grandes ejecutorias de Leyton, primero deteniendo un remate de cabeza y luego el rebote que Mina disparaba de derecha.

Al final, la fiesta terminaba con la igualdad de 1×1, con algo de frustración desde el punto de vista netamente resultadista, pero con mucha satisfacción por el nivel mostrado en la etapa de complemento, un equipo que evidenció buen fútbol y mucha actitud.

Alineaciones

Barcelona: Máximo Banguera; Pablo Suacedo, Frickson Erazo, Jayro Campos, Christian Cruz; Matías Oyola, José Antonio Amaya; Damián Díaz; Hólger Matamoros TA (José Ayoví 74’), Pablo Luguercio (Michael Jackson Quiñónez 67’); Narciso Mina
DT: Luis Zubeldía (Arg)

Santa Fe: Juan Manuel Leyton; Diego Amaya, Martín Aguirre, Julián Quiñónez, Ricardo Villaraga; Osneider Álvarez TA, Alejandro Galindo, Juan Vélez TA, Mario Gómez (Didier Moreno 63’); Andrés Angulo (Jorge Ramos 68’), Diego Cabrera (Leider Preciado 85’)
DT: Víctor Rosso (Col)

Matías Oyola fue el regulador de los tiempos en la mitad del campo.

1 Comentario el Barcelona empata con Santa Fe en una Noche Amarilla sin precedentes

  1. tanta bulla y pocas nueces ¡ hay que aprender a ser humildes , pero tal parece que esta es una leccion que nunca aprenderan , los partidos se juegan , los campeonatos igual , nunca hay que abrir la boca antes de poder o aspirar a ser campeon. si lo logran , perfecto , pero demuestrenlo en la cancha y todos a los que nos gusta el futbol lo sabremos reconocer , pero no se adelanten por favor ¡¡

Los comentarios están cerrados.