Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

PSG, un equipo de mucho ruido y pocas nueces

El mercado invernal de fichajes estuvo muy tranquilo en la liga francesa, en la que el París Saint-Germain de capital catarí puso el ruido de grandes refuerzos que finalmente no se produjeron, mientras que el Lille concretó las operaciones más importantes.


Publicidad

El actual campeón de Francia se hizo con los servicios del defensor argentino Mauro Cetto, cedido por el Palermo, del delantero Nolan Roux, estrella del Brest, y, sobre todo, del delantero costarricense John Jairo Ruiz, estrella ascendente del fútbol de su país.

El jugador del Deportivo Saprissa, de 18 años, estaba en la agenda de algunos grandes de Europa como el Barcelona.

Con estos tres fichajes, el Lille pretende reforzarse antes del final de temporada. Actualmente ocupa el tercer puesto a siete puntos del líder, el PSG.

Precisamente el club de la capital es el que más movimientos ha intentado durante el último mes.

Pero, a falta de que se pueda concretar la llegada de Thiago Motta, procedente del Inter de Milán, por el que pretende negociar hasta el último momento, el club propiedad de un fondo catarí se ha conformado con la llegada de dos defensores brasileños, Maxwell, procedente del Barcelona, y Alex, del Chelsea.

En el camino se quedaron nombres de más prestigio, como los delanteros Pato y Carlos Tévez, o el centrocampista brasileño del Real Madrid Kaká.

También David Beckham, que prefirió seguir con su vida de estrella en Los Ángeles antes que elegir el proyecto del PSG, que contaba con su tirón mediático para reforzar la imagen del club.

Muy parado en el mercado estuvo en el Lyon, el segundo club con más recursos, que, agazapado en la cuarta posición de la tabla, se limitó a fichar a un portero por ocho meses (Mathieu Valverde) y al defensor Hamdan al-Kamali, también cedido.

El Olympique de Marsella, muy acuciado por los problemas económicos, prefirió vender en lugar de comprar. Sin ninguna incorporación, se deshizo del futbolista con más salario de su plantilla, el argentino Lucho González, que volvió al Oporto, del que había llegado hace dos temporadas.

El club francés pagó por él 18 millones de euros más primas y lo vende por 2, pero cumple el objetivo de disminuir su masa salarial.

El principal refuerzo del Girondins de Burdeos, que está muy lejos de los puestos punteros de la tabla, ha sido el lateral derecho brasileño Mariano, de 25 años y procedente del Fluminense.

El Montpellier, revelación de la temporada y segundo a tres puntos del líder, ha preferido no reforzarse en el mercado invernal.