Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Barcos habla de su gran momento en Palmeiras y de la Selección

En una atractiva entrevista para el portal argentino La Voz del Interior, el atacante argentino Hernán Barcos, hoy Figuera del Palmeiras brasileño, habla del gran momento que atraviesa en el ‘verdao’ y de sus anhelos por defender a la selección ecuatoriana.


Publicidad

A continuación la nota:

Barcos, “el Matador” del Palmeiras y Ecuador

Apodo. Los hinchas del “verdao” lo bautizaron con el apodo de Kempes, Hernán nació en Bell Ville y jugó en el Talleres de ahí. Lleva 7 goles en ocho juegos y Felipao Scolari prometió asados si llega a 27.

Hernán Barcos descubre el se­creto. El cordobés sabe dónde hará el pase a la red y quiénes podrán dejarlo en ese lugar. Los años, sus viajes por distintas partes del mundo, la vida misma lo fueron avivando.

Y ahora sabe, dónde y cuándo marcar. Esa es la chapa que lo llevó al Palmeiras y la que por su historia en Liga de Quito lo impulsó a nacionalizarse ecuatoriano.

Barcos atiende el llamado de Mundo D, a horas de haber hecho dos goles en el 6-1 de Palmeiras ante Botafogo. “Aún puedo mejorar, estoy perdiendo balones y algunas jugadas de gol que suelo no errar”, dice el goleador, más cerca de la humildad que de la lógica alegría que podría deparar el hecho de llegar a 7 goles en 8 partidos.

“Me dicen ‘el Matador’. Por Kempes. Por eso. Está bueno para mí. No sé para Mario”, comentó el delantero al tiempo que recordó un golazo que le hizo al Linense, al estilo de los que solía hacer quien resultó el máximo artillero del Mundial ’78, nacido en Bell Ville como él y con un paso fugaz por el Talleres local.

¿Cómo fue? Barcos recibió en la mitad de la cancha con el pecho, se dio vuelta, dejó su marca, siguió con un autopase y cuando salió el arquero se la picó. “Fue un lindo gol. Los hinchas son muy entusiastas. es un lindo momento el que estoy viviendo”, relativiza. Es “el Matador” para los hinchas y “Navío” (barco en portugués) para sus compañeros.

Felipe Scolari es el DT de Palmeiras y cuando llegó, prometió darle a Barcos varios meses de asado si el punta llegaba a los 27 goles que hizo en 2011/2012 en Liga de Quito.

“Fue muy ocurrente. Pero todo bien. Me ayuda muchísimo. Es un gran técnico. Ha dirigido a Ronaldo, Rivaldo y Ronaldinho, en un Mundial, luego con Portugal a Cristiano Ronaldo. Aprovecho la oportunidad. Trato de aprender todo. Hay muy buenos jugadores. Con los otros delanteros me entiendo bien. Con todos trato de llevarme bien. Uno nunca sabe quién te puede asistir. Tienen que darme de comer”, contó Barcos.

¿Cómo vive en Brasil?
Vivo tranquilo, en un barrio cerrado, cómodo. Tenemos poco tiempo porque se juega miércoles y domingo. Estoy a 30 kilómetros de San Pablo, pero la gente te reconoce.

¿Te molestan con la rivalidad entre Argentina y Brasil?
No me pasó eso. Lo de la gente ha sido impresionante y también la posibilidad de convertir.

Además de verlo hacer goles con la camiseta de Palmeiras, Barcos piensa hacerlos también con la de la selección ecuatoriana. “Si Dios quiere en breve voy a ser ecuatoriano para poder tener la posibilidad de jugar para la selección. Fue algo personal. Ya hice todos los papeles. Mi hijo es ecuatoriano”, explicó el delantero.

¿Tuvo que ver el pedido del presidente Correa?
Fue especial. Pero, yo ya tenía tomada la decisión.

No se olvida de su pago

Hernán Barcos nació en Bell Ville hace 27 años y arrancó jugando en Talleres de su ciudad, donde fue dirigido por su padre Emilio y llegó a jugar con David, uno de los tres hermanos que también pasaron por el semillero del club. “Vuelvo poco a la ciudad. Pero los días que estoy los paso a full. Ahí vuelvo a ser el pibe que robaba mandarinas y que después las vendía. Hicimos de todo para juntar plata”, comentó.

Y como no se olvida donde empezó, el propio goleador y David se ocuparon de gestionar ante el Palmeiras el cobro del mecanismo de solidaridad por su pase desde Liga de Quito. “Serán como 80 mil dólares que se invertirán en obras e inferiores”, estimó Gabriel Barcos, que es el presidente del club bellvillense.

Talleres (Bell Ville), el club Barcos

Talleres de Bell Ville es el club de la familia. Ahí lo dirigió su padre Emilio y también jugaron sus hermanos Gabriel y los mellizos Sergio y David. “Cuando miro al cielo después de cada gol es como si lo buscara. Se me fue a los 10 años. Quisiera que viviera este momento conmigo. Mi hijo se llama Emilio, por él”, recuerda Hernán.

Gabriel, uno de sus hermanos, es el presidente de Talleres de Bell Ville. “Mi viejo nos dirigió a todos en distintas categorías y tiramos para el club. En este último pase a Palmeiras, David, uno de los mellizos, representó a Hernán en la negociación. El dinero del mecanismo de solidaridad permitirá hacer obras en Talleres”, dijo el capo del equipo bellvillense.

2 Comentarios el Barcos habla de su gran momento en Palmeiras y de la Selección

  1. no a la selección, nuestros delanteros criollos, ahora sobran

  2. no a la selección, nuestros delanteros criollos, ahora sobran

Los comentarios están cerrados.