Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Joao Havelange sigue hospitalizado en estado grave

El expresidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA), Joao Havelange, permanece hospitalizado hoy en estado grave en Río de Janeiro por una infección bacteriana en un tobillo, informaron sus médicos.


Publicidad

El dirigente deportivo brasileño, de 95 años, fue ingresado la noche del domingo al Hospital Samaritano de la citada ciudad y fue tratado inicialmente con antibióticos por vía venosa, debido a que los médicos no estaban muy seguros del diagnóstico.

Según el boletín médico divulgado este martes, los exámenes y la evaluación de muestras hematológicas permitieron confirmar que Havelange padece una “infección bacteriana grave (artritis séptica), con celulitis, en el tobillo derecho”.

Familiares admitieron que el dirigente sufrió hace pocas semanas una torcedura en dicho tobillo, lo que pudo originar la infección.

El médico particular de Havelange, el cardiólogo Joao Mansur Filho, citado en el boletín médico, reiteró que “el estado clínico del presidente honorario de la FIFA es grave e induce a cuidados”.

El hospital reiteró igualmente que por ahora no hay previsión de alta para Havelange, que comandó el fútbol mundial durante 24 años desde 1974 hasta 1998.

Havelange ya había sido hospitalizado en mayo de 2010 igualmente por una infección y en 2006 fue intervenido a una operación en la que le fue implantado un marcapasos.

El dirigente alegó en diciembre pasado motivos de salud para justificar su renuncia como miembro directivo del Comité Olímpico Internacional (COI).

Havelange inició su carrera como dirigente deportivo en 1956, como presidente de la Confederación Brasileña de Deportes, cargo que abandonó en 1974 para asumir la FIFA luego de que Brasil conquistara tres títulos mundiales de fútbol (Suecia 1958, Chile 1962 y México 1970).

El brasileño, hasta ahora el único presidente no europeo de la FIFA, también fue nadador y jugador de waterpolo olímpico en su juventud.