Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El ‘Chucho’ quiere dos títulos

Christian Benítez no se conforma con un solo objetivo. El artillero ecuatoriano va por el título de goleo pero también por la liguilla del Clausura 2012, por lo que no tiene caso sacrificar el rango de máximo artillero si es posible alcanzar ambas metas a la vez.


Publicidad

“El título de goleo para cualquier delantero siempre es bueno aspirar a esto. Un delantero siempre quiere hacer goles y si se consigue a buena hora, y si no lo importante es que el grupo vaya a la liguilla, pueda conseguir en la liguilla el objetivo grande y esperemos que así sea”, expresa el bombardero.

Al recordar que en su momento el toluqueño Iván Alonso estuvo dispuesto a renunciar al goleo con tal de alcanzar la fiesta grande, Chucho explica que no es su caso: “No te puedo responder lo de Iván Alonso, porque en otra circunstancia se lo has de haber preguntado a él. En este momento quedan cuatro fechas y se pueden conseguir los dos objetivos. Apunto a eso. Si el América estuviera en otra situación apuntaría porque fuéramos a la liguilla y lo festejaríamos todos, no sólo yo, de conseguir un objetivo. Pero puedo conseguir los dos”, dice ambicioso.

Convencido de que la “Chucho dependencia” no existe, Christian Benítez destaca que él consigue los goles gracias al trabajo de equipo de sus compañeros y no porque todos ellos dependan de lo que él haga. Sencillo, el delantero del América reconoce el desempeño del grupo azulcrema.

“Los esquemas dan para eso, un delantero siempre quiere hacer goles y gracias a Dios conmigo se ha dado”, detalla Benítez. “Todos juegan siempre para los delanteros y uno trata de asimilar eso de los que vienen atrás tuyo, del grupo, de lo que el grupo hace para que tú hagas los goles y entonces no sólo dependan de mí, sino obviamente los compañeros apoyan siempre al delantero y yo soy el referente de ataque”.

Por eso, comenta, “así estuviera Matías (Vuoso) o (Dani) Márquez, los que vinieran de atrás optarían para hacer que el delantero que esté jugando haga muchos goles”.

En esa medida, no se siente solo, porque el buscar encarar a los oponentes obedece de pronto en desdoblar al contragolpe y en ese caso “sales rápido y tienes que jugártela en mano a mano con uno o dos defensas”.