Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Betis de Montero empata de visita y sigue alejándose del descenso

En un choque disputado en el estadio Anoeta de San Sebastián, la Real Sociedad y el Betis del ecuatoriano Jefferson Montero, que fue titular, había sido catalogado en los días previos como el partido de la tranquilidad debido a la posición que ambos conjuntos ostentan en la tabla. Sin estar empataron 1×1 y sumó un importante punto que le permite alejarse poco a poco del descenso.


Publicidad

Salvados matemáticamente hasta el momento, la distancia con los puestos de descenso les permitía a ambos equipos afrontar el encuentro con cierta tranquilidad. Esta sensación se tradujo en el juego que desempeñaron los dos equipos en los primeros 45 minutos. Tanto realistas como béticos trataron de encontrar su posición en el campo i de tomar el control del partido, pero ninguno de ellos lo consiguió de manera clara y las ocasiones llegaron de un bando y del otro.

Los porteros fuero adquiriendo el protagonismo a medida que transcurrió el duelo. El meta local Zubikarai, se encargó de desbaratar un disparo de Rubén Castro tras una gran cabalgada por la banda de Jeferson Montero. Fabricio, portero visitante, tomó la alternativa de su homólogo y salvó a su equipo de encajar el primer gol del encuentro.

La Real lo intentó en varias ocasiones de la mano de Agirretxe pero no fue hasta los instantes finales del primer tiempo cuando tuvo la mejor oportunidad. El colegiado señaló penalti tras unas manos dentro del área de Cañas, pero el realista Agirretxe no fue capaz de engañar a Fabricio, que detuvo el lanzamiento.

Con esta gran ocasión de los txuri urdin para adelantarse se llegó al descanso.

En la reanudación, Rubén Castro trató de buscar la compensación por parte de Mateu Lahoz, pero el colegiado interpretó que el delantero bético se había tirado dentro del área y le mostró la cartulina amarilla.

Los donostiarras siguieron intentándolo, y fue gracias a una gran jugada de Carlos Vela, que el mismo acabó decidiendo, que se avanzaron en el marcador. El mexicano cabalgó hacia el área, cedió a la banda con un pase entre líneas, y habilitó a Agirretxe que le devolviese el balon con una pared que le permitió fusilar la portería de Fabricio.

Pepe Mel reaccionó de inmediato y dio entrada a Jonathan Pereira y a Beñat en lugar de Cañas y Salva Sevilla. El Betis creció en ataque gracias los cambios y los efectos no tardaron en llegar. Apenas habían pasado 10 minutos desde la doble sustitución cuando el conjunto andaluz consiguió el tanto del empate.

Jefferson Montero protagonizó un eslalon fantástico, driblando a varios realistas durante 30 metros, y pasando el balón para que marcase Rubén Castro, cuyo disparo se coló por debajo de Zubikarai.

El gol visitante abrió el encuentro y ambos se volcaron de lleno en busca de la victoria.
A pesar del intento de ambos, fueron los pupilos de Mel los que consiguieron su propósito, y la recta final del encuentro se convirtió en un monólogo de juego y ocasiones béticos, dejando en aisladas las ocasiones de la Real.

Los sevillanos pudieron conseguir el gol de la victoria en varias ocasiones pero las dos mas claras llegaron en el tiempo de descuento, una por equipo. Primero fue el Betis, con un disparo a bocajarro de Santa Cruz que despejo Zubikarai, y luego la Real con un cabezazo de Ansotegui que se estrelló en el palo.

El choque acabó con un empate justo, que de haberse tenido que decantar por alguno, el Betis habría merecido mejor suerte