Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Guardiola abandona el Barcelona

BARCELONA (AP) — Josep Guardiola dejará de ser técnico del Barcelona después de esta temporada y será sustituido por su asistente Tito Vilanova, con lo que concluye una brillante gestión de cuatro años en la que llevó 13 trofeos a las arcas del club.


Publicidad

El anuncio fue realizado el viernes por el presidente del club y por el propio estratega, en una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes varios jugadores del club.

El presidente del Barsa, Sandro Rosell dijo que Guardiola no continuará tras la expiración de su contrato al término de la campaña. Afirmó que fue Guardiola quien rechazó la posibilidad de renovar el convenio.

Luego, Guardiola tomó la palabra y atribuyó su decisión al agotamiento relacionado con el puesto, que lo ha dejado “vacío”.

“La razón es simple. Han sido cuatro largos años y esto te desgasta”, dijo Guardiola en catalán. “Pienso que sinceramente, el siguiente técnico podrá aportar cosas que yo ya no podía”.

“Cada día, durante cuatro años, las exigencias son muchas, así como la presión y la energía necesaria para alentar a los jugadores y disfrutar esto. Necesito descansar y seguir con otros proyectos”, añadió.

Rosell dijo que Vilanova, quien ha fungido como asistente de Guardiola desde que se le ascendió tras desempeñarse como técnico del Barsa “B”, asumirá el puesto. Vilanova fue además jugador surgido de la cantera del Barcelona, y militó también en el Celta de Vigo.

La prensa española había especulado sobre varios candidatos a sustituir a Guardiola, incluido el argentino Marcelo Bielsa y el francés Laurent Blanc.

“¿Por qué Tito?, porque representa el fútbol, el análisis, la preparación… tiene la capacidad y la personal para estar aquí porque lo conocemos”, dijo el director deportivo Andoni Zubizarreta.

Guardiola lamentó la incertidumbre surgida en torno a si continuaría o no en el banquillo del club, con el que conquistó 13 trofeos desde que asumió como técnico al comienzo de la temporada 2008-2009, cuando reemplazó al holandés Frank Rijkaard. Entre los títulos figuran dos de la Liga de Campeones de Europa y tres de la liga española.

“Lamento toda la incertidumbre que generé durante este tiempo sobre mi futuro. Tal vez fue un error mío”, dijo Guardiola durante la conferencia en el Camp Nou, donde estuvieron presentes jugadores como Carles Puyol, Xavi Hernández, Cesc Fábregas y Gerard Piqué, quienes mostraron un gesto adusto. “No fue mi intención generar este ambiente”.

El argentino Lionel Messi no estuvo entre los asistentes.

La decisión de Guardiola, de 41 años y ex jugador, pone fin a una semana negra para el club, que quedó eliminado de la Liga de Campeones al caer ante el Chelsea en las semifinales y fue derrotado por el Real Madrid, que prácticamente amarró el título de España y privó al cuadro catalán de la posibilidad de coronarse por cuarta ocasión consecutiva.

El último partido de Guardiola al frente del Barcelona será la final de la Copa del Rey, frente al Athletic de Bilbao, el 25 de mayo.

Guardiola dijo que tomó la decisión en diciembre pero prefirió esperar a que el equipo conquistara otros títulos o quedara sin posibilidades de obtenerlos. Su contrato se había ampliado tradicionalmente en febrero durante las dos últimas temporadas, pero su decisión de no hacerlo este año había generado especulaciones y posiblemente distracciones dentro del club.

“En diciembre le dije al presidente y al director deportivo que había decidido terminar mi estadía aquí, pero tenía el problema de que no podía decírselo a mis jugadores. Por eso esperé tanto”, dijo Guardiola, quien se marcha como el técnico más exitoso del Barsa en la historia.

Bajo las órdenes del también ex jugador de la selección española, Barcelona duplicó su número de trofeos de la Liga de Campeones, al coronarse en 2009 y 2011. Obtuvo tres títulos seguidos en la liga de España, conquistó dos veces el Mundial de Clubes y dos ocasiones la Supercopa Europea. Además, se embolsó tres Supercopas españolas y una Copa del Rey, a la que podría sumarse otra.

La rivalidad de Guardiola con su colega del Real Madrid Jose Mourinho ha sido también uno de los principales condimentos de la liga desde que el portugués asumió el mando del club merengue en 2010. Una relación al parecer armoniosa como ex empleados del Barcelona degeneró en críticas agrias que arreciaron con cada uno de los 11 clásicos que disputaron los dos poderosos clubes en las últimas dos temporadas.

Guardiola no reveló sus planes, salvo por decir que le gustaría volver a dirigir tarde o temprano.

“Creo que el club está bien (con Vilanova). Tiene capacidad de sobra y los jugadores lo conocen. El cambiará muy poco de lo que hacemos y aportará mucho a los jugadores y al club”, consideró el técnico saliente. “No puedo engañarme y decir que tengo la misma energía que antes”.

http://www.youtube.com/watch?v=NpwBsYWelm8