Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Crédito exprés para Contador en Italia

Madrid, 26 sep (EFE).- Alberto Contador, desposeído del título del Giro de 2011 por su presunto dopaje en el Tour de 2010, ha recuperado en un solo día el crédito sustraído al ganar la Clásica Milán-Turín, una carrera que había desaparecido también del calendario ciclista.


Publicidad

Sin cambiar el perfil de inconmensurable escalador, de buen contrarrelojista y, sobre todo, de formidable corredor de grandes pruebas por etapas, Alberto Contador ha añadido a su palmarés una novedad: el título de una carrera disputada en un solo día.

Esta clásica italiana, que ganara el mítico Miguel Poblet en 1957, tiene ya otro majestuoso ganador (Contador) y el quinto español de una carrera cuya historia comenzó en la ciudad de Milán en 1872.

A Contador le quitaron el Giro 2011 y a la Milán-Turín la borraron del mapa en 2008. Ambos, ciclista y prueba, han regresado al éxito y de la mano.

La carrera, cuyo origen se remonta al siglo XIX, alumbró el triunfo de uno de los mejores ciclistas del siglo XXI. Contador, con 63 victorias entre etapas y carreras de larga duración, ha añadido a ese extenso bagaje de sufrimiento de largo recorrido en las carreteras de España y Europa un título conquistado en un solo día.

La reaparición de Contador, tras cumplir su sanción por dopaje por el positivo (Clembuterol) del que le acusó la UCI en el Tour de 2010, ha sido ejemplar.

El madrileño ha ganado la Vuelta a España 2012, ha competido en los Campeonatos del Mundo, en contrarreloj (noveno) y ruta (bronce de su compatriota Alejandro Valverde), con un rendimiento notable.

En la Basílica de Superga se impuso la pedalada de un potente escalador como Contador, en una ascensión corta (5 kilómetros) pero estresante y en la que el también español Federico Martín Bahamontes también ganó, aunque fuera una etapa en el Giro de 1958.

Contador aún tiene un último reto en este retorno exprés y triunfante. Cerrará el próximo sábado su temporada con el Giro de Lombardía.

“Es una victoria para Víctor Cabedo, allá donde esté”, dijo el español acordándose de su compatriota y malogrado ciclista del Euskaltel fallecido hace una semana en un trágico accidente, al ser atropellado cuando se entrenaba en carretera.

Del Contador zarandeado en el ánimo por su presunto dopaje, tras dar positivo por 50 picogramos en sangre de Clembuterol supuestamente ingerido a través de un filete de carne de vacuno, en solo dos meses el ciclismo ha presenciado el regreso de un gran campeón.

La sanción de dos años que recayó sobre Contador le desposeyó de sus títulos del Tour de Francia 2010 y Giro de Italia 2011, entre otros premios ganados en ese periodo.

El primer ciclista español en ganar las tres Grandes carreras por etapas del mundo (Tour, Giro y Vuelta) reapareció en agosto de 2012 para imponerse en la Vuelta y recuperar su prestigio en España.

En Turín, Contador retomó el estigma que le obligaron a perder en Italia, tras imponerse en solitario en la Clásica que partió de Milán y que acabó con el recuerdo del joven ciclista Cabedo. EFE

SME