Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fabrice Olinga, con 16 años, el niño camerunés de los récords

Primero fue Manuel Pellegrini y ahora el seleccionador de Camerún, Jean Paul Akono, el que le ha dado la oportunidad a Fabrice Olinga. Con sólo 16 años, el camerunés no para de batir récords. Con su gol al Celta en la primera jornada, que además supuso el gol de la victoria para el Málaga, el jugador se convirtió en el jugador más joven de la Liga española en marcar un gol. Y este fin de semana, Fabrice se convirtió en el futbolista más precoz en debutar con la selección absoluta de su país y lo hizo con gol, el de la victoria de Camerún ante Cabo Verde. El camerunés cierra así todas las puertas a jugar con la selección española.


Publicidad

Fabrice llegó a España de la mano de la Fundación Samuel Eto’o y se unió a la cantera del RCD Mallorca en la temporada 2009/2010. Manuel Casanova fue su gran valedor para llegar al Málaga. Allí desempeña su carrera profesional entre el Atlético Malagueño, filial del Málaga que milita en Tercera división, y el primer equipo del club malacitano. Esta campaña ya ha disputado dos partidos con el Málaga, ante el Celta y el Zaragoza, y su balance ha sido de un gol. Además, ha participado en los dos partidos de fase previa de Liga de Campeones ante el Panathinaikos. El camerunés se ha convertido en la gran revelación del conjunto andaluz.

Este fin de semana le llegó el turno con la selección absoluta de su país. Fabrice anotó el gol de la victoria por 2-1 ante Cabo Verde. De poco le sirvió a una Camerún liderada por jugadores de la talla de Kameni, Emaná o Eto’o, después de que el resultado de la ida fuese de 2-0 a favor de Cabo Verde. El combinado camerunés no podrá disputar la Copa de Africa del próximo mes de enero, por lo que el futbolista del Málaga estará a disposición de Pellegrini.

Tras el debut con Camerún, Fabrice no podrá jugar, en un caso hipotético, con España en caso de que solicitase la doble nacionalidad. Pese que a los 12 años llegó a España, el futbolista ya se ha decantado y lo ha hecho por el combinado de su país natal. En el partido ante Cabo Verde le bastaron veinte minutos para lograr un gol y, pese a que no fue suficiente para lograr la clasificación, dejó claro que el país camerunés tiene cantera.

La confianza de Manuel Pellegrini sigue vigente sobre el camerunés, pero el chileno es cauto y, sobre todo, consciente de que el jugador sólo tiene 16 años. En Liga ha contado con él en dos ocasiones, las dos antes de que Saviola y Santa Cruz se convirtieran en futbolistas clave del conjunto andaluz. Ahora Fabrice espera su oportunidad para jugar con el primer equipo, mientras despunta en tercera división. Al jugador camerunés no le falta paciencia: “Siempre digo que quiero jugar y me da igual dónde. Hay que intentar seguir creciendo, pero si tengo que jugar con el filial, lo daré todo”, sentencia.