Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

2-1. El Cerro avanza a cuartos en partido malogrado por pelea en tribunas

Asunción, 23 oct (EFE). El Cerro Porteño avanzó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana al vencer hoy por 2-1 al Colón argentino en un partido deslucido por el enfrentamiento entre hinchas de ambos equipos, la intervención desesperada de algunos jugadores y una interrupción de dieciocho minutos.


Publicidad

El Cerro Porteño, que en la ida derrotó por 1-2 al conjunto argentino, hoy le repitió la dosis al ‘sabalero’ con una demostración de suficiencia en la cancha hasta que aparecieron los problemas en los graderíos tras el primer tiempo, y se repitieron con especial dramatismo a partir del minuto 76, momento en que el árbitro uruguayo Darío Ubriaco suspendió las acciones.

Varios jugadores de Colón increparon a los policías que ocuparon el sector en el que estaban los seguidores del equipo argentino, y por algunas agresiones de los mismos Ubriaco expulsó en la reanudación al guardameta Diego Pozo y a Maximiliano Caire.

Para entonces, Cerro Porteño ganaba por 2-1 con goles de del argentino Roberto Nanni, a los 11 minutos, y Julio Dos Santos, a los 68. Fue la remontada para un partido que comenzaron ganando los visitantes en el primer minuto con tanto del Enmanuel Gigliotti.

El jugador del Colón recibió un centro preciso desde el costado servido por Lucas Mugni.

El Cerro Porteño enfrentará en cuartos de final al mejor de la serie entre el Deportivo Quito ecuatoriano y el Tigre argentino.

El argentino Roberto Nanni aprovechó el pase de Fidencio Oviedo, quién con remate cruzado neutralizó el tempranero tanto del Colón.

El segundo tanto fue de Julio Dos Santos, quién paró con el pecho el balón y con un remate potente de zurda dejó sin opciones al portero argentino Diego Pozo. El defensa Bruno Urriberri trató de sacar el balón que ya había pasado la línea de gol.

Segundos de confusión y hermetismo se vivieron tras el gol, porque el árbitro central sancionó penal y mostró la roja a Urriberri, pero luego validó el gol por indicación de su asistente y enmendó la decisión de la expulsión.

Durante el intervalo se vivieron momentos de mucha tensión entre hinchas cerristas y sabaleros, que se atacaron con piedras.

Los incidentes volvieron a los 76 minutos y los policías dispararon balas de goma para dispersar a los fanáticos.

Varios jugadores del Colón se trasladaron hasta la malla que separa la cancha de las tribunas con el argumento de que entre los hinchas llegados desde Argentina había familiares y amigos.

Algunos jugadores argentinos lanzaron patadas a los uniformados, lo que obligó la intervención del cuerpo técnico y de los jugadores cerristas para tratar de frenar los hechos de violencia.

Luego de dieciocho minutos de suspensión, el árbitro ordenó la reanudación pero para entonces el fútbol ya había perdido interés.

Iván Moreno y Fabianesi tomó el puesto del guardameta Pozo, pero el Cerro, evitó exigirlo, pese a la superioridad numérica.

– Ficha Técnica:

2. Cerro Porteño: Diego Barreto; Mariano Uglessich (m. Gonzalo Viera), Pedro Benítez, César Benítez; Carlos Bonet, Fidencio Oviedo, Julio Dos Santos, José Domingo Salcedo (m.84, Facundo Lucero); Jonathan Fabbro; Santiago Salcedo (m.74, Jorge Rojas) y Roberto Nanni. Entrenador: Jorge Fossati.

1. Colón: Diego Pozo; Gerardo Alcoba, Ronald Raldes, Maximiliano Pellegrino; Maximiliano Caire, Adrián Bastía, Sebastián Prediger, Bruno Urribarri (m.70, Carlos Luque); Lucas Mugni (m.59, Nicolás Curuchet); Jorge Achucarro (m.65, Iván Moreno y Fabianesi) y Emanuel Gigliotti. Entrenador: Roberto Sensini.

Goles: 0-1, m.1: Enmanuel Gigliotti. 1-1, m.11: Roberto Nanni. 2-1, m.68: Julio Dos Santos

Árbitro: el uruguayo Darío Ubriaco expulsó a Diego Pozo y Maximiliano Caire (m.77). También amonestó a Maximiliano Pellegrini, Fidencio Oviedo, Adrián Bastía y Carlos Bonet.

Incidencias: partido de vuelta de la los octavos de final, de la Copa Sudamericana disputado en el estadio Pablo Rojas, del Cerro Porteño, en Asunción, ante 16.496 espectadores. EFE

SME