Ecuador. Lunes 5 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hermano de Guardiola se reunió en en Milán con Galliani

Al fútbol le rodean multitud de historias que parecen inverosímiles pero que son realidad. La penúltima de ellas tuvo lugar ayer en Milán, cuando, Adriano Galliani, administrador delegado del equipo presidido por Silvio Berlusconi, se reunió con Pere Guardiola, hermano del extécnico del Barcelona, en el mismo restaurante en el que tenía lugar la comida entre los dirigentes del Milan y los del Málaga. Las alarmas se dispararon. Por un lado, está el deseo de Berlusconi en fichar a Guardiola y la urgencia por hacerlo debido a la mala racha de su equipo, lo que significaría la próxima salida de Allegri. El problema es que este planteamiento choca con la idea que está poniendo en práctica Galliani de reducir drásticamente el coste de la plantilla.

Publicidad

El encuentro y la gran parte del diálogo lo mantuvieron el agente español y Giuseppe Riso, representante italiano encargado por el Milan de la mayoría de los asuntos de mercado, pero los rumores se desataron. Incluso, se llegó a decir que Manel Estiarte, hombre de confianza de Pep Guardiola se encontraba presente en la reunión, extremo que no quedó nada claro. El que es seguro que no estuvo fue José María Orobitg, agente del que fuera técnico azulgrana.

Los rumores apuntaban a una segunda parte de la reunión que días atrás mantuvo el exentrenador azulgrana con los dirigentes del equipo italiano en Nueva York. Más aún cuando en los últimos días se está empezando a afirmar que Pep ya tiene ansiedad y ganas de regresar a los banquillos.

Lo más curioso de todo es que el restaurante Giannino, lugar en donde tuvo lugar la cita, es propiedad del citado Adriano Galliani y es de dónde salió la filtración de la reunión. Oficialmente el Milan desmintió el encuentro, pero ante las evidencias terminó reconociendo la reunión entre los dos agentes, para tratar el futuro de Brahim, jugador de 14 años que pertenece al Málaga y que es pieza codiciada por los grandes del fútbol europeo.

Lo cierto es que nadie entendía que horas antes del partido que enfrentaba al Milan y al Málaga se produjera la reunión y, menos aún, que se filtrara la noticia de la manera que se hizo, saliendo desde el propio restaurante. El administrador delegado del equipo italiano tuvo que salir a desmentir la reunión para intentar frenar que el rumor llegara a la concentración del equipo, algo que no logró. Y es que le futuro de Allegri, regrese o no Guardiola, es más bien negro.

Publicidad