Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Benítez se estrena en el banquillo del Chelsea con un 0-0 ante el City

Londres, 25 nov (EFE).- En su primer encuentro en el banquillo del Chelsea, el técnico español Rafa Benítez no pudo cambiar la imagen de impotencia en el ataque que han ofrecido los “blues” en las últimas semanas, y su equipo cerró el duelo ante el Manchester City en Stamford Bridge con el 0-0 inicial todavía en el marcador.


Publicidad

Con el puesto de delantero centro reservado para el también español Fernando Torres, que se convirtió en una estrella de la Premier a las órdenes del preparador madrileño en su época en el Liverpool, el Chelsea solo disparó una vez a puerta durante el encuentro.

Por su parte, los “citizens” de Roberto Mancini, un técnico sobre el que pesan dudas desde que su equipo cayó esta semana en la primera ronda de la Liga de Campeones por segundo año consecutivo, crearon más ocasiones de gol, pero no supieron definirlas y perdieron la opción de recuperar el liderato de la Premier que ayer les arrebató el Manchester United.

Los “blues” saltaron al césped con un equipo similar al que el miércoles perdió por 3-0 ante el Juventus, un resultado que complicó su pase a octavos en la ‘Champions’ y precipitó el cese fulminante del italiano Roberto di Matteo.

Benítez, recibido con carteles hostiles por parte de algunos aficionados del club londinense, ordenó a sus jugadores con un 4-2-3-1 en el que el español Juan Mata, el brasileño Oscar y el belga Eden Hazard tenían la misión de arropar al “Niño” Torres, en la punta de ataque.

La conexión entre ellos, sin embargo, quedó cortada desde el inicio de un duelo en el que los futbolistas del City lograron aislar al exatacante del Atlético de Madrid y desbaratar los intentos de los centrocampistas por mover el balón en la zona de tres cuartos.

Pronto quedó claro que los de Mancini estaban algo más interesados que sus rivales en controlar el balón en el medio campo y que el Chelsea esperaba crear peligro con latigazos ocasionales, si bien finalmente eran los visitantes quienes lograban concluir sus jugadas con disparos a puerta.

Bajo la lluvia que caía sobre Londres, el encuentro transcurrió con impotencia por parte de ambos equipos por deshacer el equilibrio inicial, a pesar de los intentos de Mancini y Benítez por modificar el curso de un encuentro que parecía condenado al empate.

El italiano dio entrada a Carlos Tévez y, en los últimos minutos, al polémico italiano Mario Balotelli, mientras que Benítez retiró a Hazard, un pasador, para probar fortuna con el nigeriano Victor Moses, más directo, pero todo fue en vano para tratar de romper un 0-0 poco útil para ambos equipos.

Tampoco lograron estrenar el marcador el Swansea y el Liverpool en un duelo de media tabla que se disputó en el Liberty Stadium y en el que los “reds” perdonaron en numerosas ocasiones al cuadro del danés Michael Laudrup.

El técnico norirlandés Brendan Rodgers volvía a la que fue su casa durante las dos últimas temporadas al frente del conjunto que tiene al uruguayo Luis Suárez como principal referencia ofensiva, pero no fue capaz de llevarse de Swansea más que un punto, que deja al Liverpool en el undécimo lugar de la tabla, con 16 puntos.

Mejor le fueron las cosas al Tottenham del portugués André Villas-Boas, que superó en White Hart Lane con holgura al West Ham (3-1), con dos goles del inglés Jermain Defoe y uno del galés Gareth Bale.

El también inglés Andy Carroll recortó distancias a diez minutos para el final, pero el tanto no inquietó al equipo local, que se sitúa en la séptima posición de la clasificación con veinte puntos, a uno de los puestos europeos.

La jornada deparó además una victoria por 2-0 del Southampton ante el Newcastle, que se hunde hasta la decimocuarta posición, con goles del inglés Adam Lallana y el uruguayo Gaston Ramírez. EFE

SME