Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Walter Ayoví quiere ondear la bandera de Ecuador en Yokohama

Walter Ayoví, el centrocampista ecuatoriano del Monterrey mexicano, es el único representante de su país en el Mundial de Clubes que se disputa en Japón y sueña con ganar el título y mostrar su bandera al mundo en el estadio de Yokohama.


Publicidad

De momento, el volante, de 33 años, ha ayudado al Monterrey a meterse en semifinales del Mundial de Clubes, después de que el equipo mexicano derrotara en cuartos al Ulsan Hyundai surcoreano por 3-1.

Ahora espera el Chelsea en semifinales, el jueves en Yokohama, y una eventual final tres días después en el mismo escenario contra el ganador del otro duelo, el Corinthians de Brasil y el Al Ahly de Egipto.

“La bandera de Ecuador la tengo ahí y ojalá en su momento la pueda sacar”, confesó Ayoví a la AFP. “Estoy contento por saber que estoy representando a mi país, que es muy importante. También al club. Tratamos en cada partido y en cada entrenamiento de trabajar duro por nuestra hinchada, que siempre nos permite crecer día a día”, añadió el jugador ecuatoriano.

El exjugador del Emelec, Barcelona de Guayaquil y Nacional estuvo en tierras asiáticas en el Mundial de 2002 con Ecuador, siendo uno de los más jóvenes del equipo, pero no llegó a jugar y ahora puede sacarse esa espinita en Japón en otro Mundial, el de Clubes.

“Estoy contento por haber hecho un buen resultado con Ulsan en cuartos, pero creo que la semifinal va a ser un partido completamente diferente, difícil. Ojalá que el equipo pueda hacer las cosas igual o mejor de lo que lo hizo contra los surcoreanos”, explicó Ayoví.

En 2011, el Monterrey fue eliminado en cuartos de final por el Kashiwa Reysol y en esta ocasión se pudo sacar la espinita tomándose cumplida revancha para alcanzar las semifinales.

“Era lo primero que nosotros queríamos. El torneo pasado no superamos esta fase y ahora se pudo dar. Esperemos seguir con esa racha. Tenemos ilusiones como todo el equipo para que podamos alcanzar la final”, dijo el jugador.

Pese a todo, el veterano centrocampista es consciente que no es tan sencillo ganar al Chelsea.

“Todos saben lo fuerte que es el Chelsea, que ganó una de las copas más importante del mundo, la Liga de Campeones europea. Tiene un gran plantel y tenemos que tratar de soportar el ritmo de juego de ellos. Ojalá podamos tener virtudes como contra Ulsan”, explicó.