Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Diez ídolos del deporte que cayeron

El portal web Correo del Deporte ha elaborado una lista de ñlos principales héroes deportivos que han caído de su idolatría por diversas razones anti deportivas, el último de ellos el escándolo del ex ciclista lance Armstrong.


Publicidad

Armstrong: Primero le descubrió la USADA, fue desposeido de sus siete Tours de Francia y ahora, en el programa de Oprah Winfrey, admitió haberse dopado durante su etepa profesional. Ya no queda nada de su espíritu luchador y de superación que le llevó a superar un cáncer de testículos con metástasis en el pulmón y el cerebro.

Marion Jones: Ha tenido que devolver las cinco medallas que logró en los Juegos de Sidney 2000. Allí corrió dopada, según ha reconocido ella misma. “Decepcioné a mi familia, decepcioné a mi país y me decepcioné a mi misma. Les pido perdón por mis acciones y espero que en sus corazones lo puedan hacer”.

Ben Johnson: El velocista canadiense ganó la final de los 100 metros lisos en los Juegos Olímpicos de Seúl 88 con récor del mundo incluído. Dio positivo y le fueron retirados todos sus títulos. Cuando cumplió su sanción ya fue incapaz de bajar de los 10 segundos.

Diego Armando Maradona: Uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia. Sin embargo sus logros quedaron empañados por su adicción a las drogas, que le llevaron a estar ingresado en varias ocasiones y a ser suspendido por dopaje.

Johann Mühlegg: Más conocido como ‘Juanito’. Alemán de nacimiento, se nacionalizó español en 1999. Ganó la medalla de oro en la carrera de esquí de fondo de 50 km de los Juegos Olímpicos de Salt lake City de 2003. Dio positivo por darbepoetina, le retiraron su medalla olímpica y se acabó en España la ‘fiebre Mühlegg’.

Marco Pantani: Quizá el mejor escalador de todos los tiempos en el ciclismo. A dos días para vencer su segundo Giro de Italia, vistiendo la maglia rosa y con cuatro etapas en su haber, el italiano tuvo que retirarse por valores anormales de hematocrito en su sangre. No se llegó a demostrar su dopaje con EPO, pero ya era tarde. Pantani había entrado en una depresión en la que consumía cocaína y de la que nunca más salió.

Justin Gatlin: Campeón olímpico de los 100 metros lisos en Atenas y récordman mundial de la prueba en su día, Gatlin fue suspendido en 2006 tras dar positivo por testosterona. Al ser reincidente le cayeron ocho años de multa, pero la sanción se quedó en 6 tras colaborar en la lucha contra el dopaje.

Ramzi: Oro olímpico de los 1.500 metros en Pekín 2008, el primero en la historia de Bahrein. Se sometió a ocho controles antes y durante los Juegos y siempre dio negativo. Pero ocho meses después de los Juegos, el COI analizó 948 muestras para hallar CERA, la EPO de última generación, que parecía indetectable.

George Best: Uno de los mejores jugadores que ha pasado por el Manchester United. Sus problemas con el alcóhol mancharon su magnífica carrera en el fútbol. Fue condenado en dos ocasiones por conducir borracho y llegó a declarar que “Tenía una casa en la costa, pero para llegar a ella había que pasar por un bar. Nunca llegué a ver el mar”.

Paul Gascoigne: Otro internacional británico que tiene una historia similar a la de Best. Sus problemas alcohólicos le perdieron.

Fuente: Correo del Deporte