Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Víctimas de tráfico piden medidas contra Benzema

La Asociación estatal de víctimas en accidentes de tráfico (DIA) ha solicitado al Real Madrid que adopte alguna medida ante la actitud de su jugador Karim Benzema, cazado el pasado 3 de febrero circulando a 216 kilómetros por hora en la M-40, vía limitada a una velocidad máxima de 100.


Publicidad

“Se trata de una conducta alarmante” que podría haber acarreado “consecuencias terribles”, ha señalado en un comunicado el presidente de DIA, Francisco Canes, que considera que el Real Madrid “no debería permitir este tipo de conductas”.

El Audi que conducía el delantero madridista, que está acusado de un delito contra la seguridad vial tipificado en el Código Penal, fue fotografiado por un radar móvil en la madrugada del 3 de febrero a 216 kilómetros por hora en la M-40.

Benzema no fue detenido posteriormente por los agentes de Tráfico por cuestiones de seguridad vial al circular a una velocidad tan elevada, de hecho, superaba en más del doble el límite máximo permitido.

La asociación de víctimas de tráfico recuerda que, si bien no se produjo ningún siniestro, a esa velocidad y en caso de impacto, “el resultado es fatal”.

Además, consideran que los grandes clubes de fútbol en colaboración con las asociaciones de víctimas pueden concienciar a sus jugadores acerca de las consecuencias de estos comportamientos, pues los deportistas deben ser “ejemplo” para el resto de ciudadanos en las carreteras.

No había una segundo coche

La Dirección General de Tráfico (DGT) negó la existencia de un coche en ‘renting’ del Real Madrid, que supuestamente fue ‘cazado’ por un radar en la madrugada del 3 de febrero cuando circulaba por la M-30 a más de 260 kilómetros a la hora, justo cuando lo hacía el jugador Karim Benzema a 216 kilómetros por hora y por lo que está acusado de un delito contra la seguridad vial.

Fuentes de la DGT explicaron a Servimedia que la Guardia Civil niega la existencia de ese segundo coche, un Porsche, que algunas medios de comunicación aseguran que iba a más de 260 kilómetros por hora en la madrugada del pasado 3 de febrero. Además, las mismas fuentes precisaron que en el control rutinario que estaba colocado en la M-40, cerca de La Finca, una urbanización de lujo en donde viven muchos jugadores de fútbol y empresarios, también se hizo parar a otros dos jugadores del Real Madrid, pero que no fueron sancionados porque ” se les paró, pero como iban a la velocidad correcta y no habían cometido ninguna infracción, siguieron su camino”.

Los jugadores volvían a sus casas tras haber cogido sus vehículos en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, en Valdevebas, después del partido contra el Granada, en la capital andaluza, partido que perdió el equipo blanco. Benzema, que aún no ha comparecido ante el juez y está pendiente de citación para un juicio rápido ha vulnerado el artículo 379 y siguiente del Código Penal que especifica los delitos contra la seguridad vial. En su caso, ha superado la velocidad permitida en 180 kilómetros, lo que está tipificado como delito, por lo que se enfrenta a una multa importante con arreglo a su sueldo, y retirada del carnet de conducir entre uno y cuatro años.

Aunque la ley contempla también una pena de cárcel para casos así, no es probable que se le aplique porque su conducción temeraria no ha tenido consecuencias negativas y es la primera vez que comete una infraccción de tráfico. La DGT ha vuelto a instar a todos los deportistas y a las personas con relevancia social a que respeten las normas de circulación “porque son un ejemplo para la sociedad”.