Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Chelsea se proclama campeón de la Liga Europa

AMSTERDAM (AP) — Branislav Ivanovic marcó un gol de cabeza en tiempo de descuento y Chelsea derrotó el miércoles 2-1 a Benfica para coronarse campeón de la Liga Europa.


Publicidad

Fernando Torres abrió la cuenta por Chelsea al rozar la hora de partido, mientras que el paraguayo Oscar Cardozo empató de penal a los 68 minutos.

Cuando todo apuntaba a los alargues, Juan Mata cobró un tiro de esquina e Ivanovic se elevó en el segundo palo y remató al ángulo.

Cardozo tuvo una oportunidad de empatar en la última jugada, cuando le llegó un balón largo en el área y dos jugadores de Chelsea pifiaron el despeje. Sin embargo, el delantero paraguayo no alcanzó a pegarle bien a la pelota y fue atajada por el arquero Petr Cech.

Benfica sufrió otro descalabro en los segundos finales, luego de perder el fin de semana el invicto y el liderato en la liga portuguesa a manos del Porto, que le ganó 2-1 con un gol en los descuentos.

Chelsea, por su parte, se lleva un trofeo de consuelo después de ser el primer campeón europeo en despedirse en la fase de grupos de la siguiente Liga de Campeones.

“Fue un camino difícil hasta Amsterdam, y fue un partido muy duro”, comentó Torres. “Lo que hicimos en el primer tiempo no fue suficiente, para nada. Tuvimos que cambiar la mentalidad y pudieron ver la diferencia en el segundo tiempo”.

Chelsea no contó con dos referentes, el volante Eden Hazard y el zaguero John Terry, ambos lesionados el domingo en el triunfo 2-1 sobre Aston Villa en la liga Premier.

Terry también se perdió la final de la Liga de Campeones del año pasado por una suspensión, y su equipo también salió airoso en esa ocasión en una definición por penales contra Bayern Munich.

Benfica no levanta un trofeo europeo desde 1962, cuando un Eusebio de 20 años anotó dos veces en la victoria 5-3 sobre Real Madrid, también en la capital holandesa, en la entonces Copa de Europa.

Las Aguilas han perdido sus seis finales europeas desde entonces.

“Fue una final entre dos grandes equipos”, señaló el técnico de Benfica, Jorge Jesús. “Jugamos una final excelente, pero nos faltó la suerte que merecíamos”.

Torres, que ha tenido grandes altibajos desde que llegó a Chelsea en 2011, abrió la cuenta a los 60 con una gran jugada individual. El español recibió el balón en tres cuartos de cancha, superó al zaguero argentino Ezequiel Garay y luego al capitán Luisao, para finalmente eludir al portero Artur y rematar con el arco vacío.

La ventaja de los Blues duró apenas ocho minutos, ya que César Azpilicueta tocó la pelota con la mano dentro del área y Cardozo cobró la pena máxima.