Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Harb rechaza expulsión del Barcelona

El expresidente del Barcelona, Alfonso Harb, ha rechazado la decisión de la Asamblea de socios del Club Barcelona, que suspendió sus derechos de socio acusándolo de responsabilidad en la debacle financiera de la organización.


Publicidad

Harb ha emitido un comunicado que transcribimos:

“Rechazo la malintencionada y sesgada actitud de los asistentes a la Asamblea Extraordinaria de BSC, conducidos por el odio, la irreflexión y la injusticia, violando además el debido proceso, de ejecutar una despiadada persecución en mi contra. En oficio dirigido al Presidente del Club, he dejado bien en claro que el informe tanto de la auditoría como de la Comisión en ningún momento me responsabilizan de nada y más aún, en todas aquellas acciones que observan, NINGUNA DE ELLAS se relacionan con mi período.

“De qué sirve haber llevado una administración transparente si luego, generalizan y mezclan todo con el ánimo de dar rienda suelta a los revanchismos. Tanta fue la sed de persecución, que apenas iniciada la sesión y sin siquiera terminar de escuchar y analizar los informes ya se solicitaban indiscriminadamente sanciones. Tal fue la contundencia del contenido de mis argumentaciones presentadas por escrito que el expresidente del club, Carlos Coello Martínez, luego de una precipitada primera intervención solicitando sanción para todos, posteriormente rectificó y solicitó que mi nombre sea excluido de cualquier resolución que me afecte.

“He sido perseguido en ausencia, en indefensión, a mansalva, sin ningún tipo de fundamento, peor prueba o indicios siquiera que justifique tamaña injusticia. Hace ya varios años decidí asumir un estilo de vida diferente, más reflexivo, ya no confrontador. Pero no se confundan, porque mi condición de guerrero está intacta.

“Me han declarado la guerra y con mucha altivez acepto el desafío. Quieren un baño de verdad, entonces nadie se me sale de la tina. Ahora sí, a ajustarse los cinturones de seguridad porque regreso con todo. En una semana volveré al país y no solo defenderé con contundencia y con amplísima documentación mi gestión, sino que destaparé muchas cosas que deben salir a la luz relacionadas con la temporada 2008, año en el cual, Barcelona reventó financieramente y se desarrolló el enorme déficit que hoy soporta la Institución; todo ello, por decisiones y acciones asumidas por algunos directivos que hoy intentan figurar como los grandes reivindicadores”.