Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Uruguay confía en golear a Tahití para llegar a semifinales

SALVADOR, Brasil (AP) — Oscar Tabárez lo viene diciendo desde hace días. Si las cosas siguen su curso normal, Uruguay se encamina a una cita con Brasil en las semifinales de la Copa Confederaciones.


Publicidad

El técnico de los campeones de América está a punto de obtener su deseo, y lo único que se interpone entre ese duelo es Tahití y algún cataclismo en el partido entre España y Nigeria.

Empatado con Nigeria con tres puntos en el Grupo B, Uruguay tiene que ganarle a los monarcas de Oceanía, y meterle la mayor cantidad posible de goles, para controlar su destino y no quedar expuesto a los caprichos de las matemáticas en caso de que los campeones africanos den una sorpresa mayúscula y derroten a España.

“Se encara pensando en la necesidad de ganar el partido, pensando en lo más probable que es que nosotros ganemos a Tahití y España a Nigeria”, comentó Tabárez. “No en lo posible, porque todo es posible en el fútbol”.

Nigeria tiene mejor diferencia de goles que Uruguay gracias a la goleada 6-1 que le propinó a Tahití, que luego perdió 10-0 contra los campeones del mundo. Si las Súper Aguilas dan el batacazo en Fortaleza, la Celeste está obligada a golear a los polinésicos en Recife.

Un dato a tomar en cuenta: ambos partidos son simultáneos, a las 16.00 (1900 GMT).

“No vamos a ponernos esa desesperación encima (golear)”, señaló el timonel. “El objetivo es ganar, salir a buscar el partido. Hay que atacar, tener tranquilidad y no es bueno pensar en hacer el tercer gol antes que el primero”.

Tabárez advirtió que el partido “no es un trámite y no está ganado antes de jugarlo”, un comentario bastante diplomático sobre una selección que tiene 16 goles en contra y sólo uno a favor en sus dos primeros partidos, y que por primera vez en su historia enfrenta oponentes de esta magnitud.

Tahití está contento sólo con haberse ganado el cariño de los brasileños, que los ovacionaron en su derrota ante España como si fuesen el equipo ganador. Y su timonel Eddie Etaeta no se hace muchas ilusiones de despedirse de Brasil con un resultado positivo.

“Podemos perder nuevamente el domingo contra Uruguay, pero hemos tocado los corazones del pueblo brasileño”, comentó Etaeta.

España llega con la mayoría de sus titulares descansados al partido ante Nigeria, luego de utilizar a los suplentes en la paliza a Tahití.

El técnico Vicente Del Bosque podrá usar de arranque a unos frescos Andrés Iniesta y David Villa, y podría incluso volver a alinear a Fernando Torres, que se sirvió la cuchara grande con cuatro goles frente a los oceánicos.

La Roja acumula una racha de 14 partidos sin perder en torneos internacionales.

De todas formas, Nigeria confía que puede derrotar al mejor equipo del mundo y meterse en la siguiente ronda.

“Cualquier cosa puede pasar contra España”, comentó el timonel nigeriano Stephen Keshi. “Depende de cuánto lo quieras, y por supuesto tienes que tener algo de suerte. No puedo poner en duda el compromiso y la lealtad de mis muchachos”.

* Los jugadores de Uruguay, Sebastián Eguren, izquierda, Diego Forlán, centro, y Diego Pérez conversan en un entrenamiento el sábado, 22 de junio de 2013, en Recife, Brasil. (AP Photo/Eugene Hoshiko)