Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Vettel gana el G.P. de Italia de F1

MONZA, Italy (AP) — Sebastian Vettel superó una complicación en la largada para ganar el domingo el Gran Premio de Italia de Fórmula Uno y amplió su considerable ventaja en el campeonato mundial sobre Fernando Alonso, que llegó segundo.


Publicidad

Al Red Bull de Vettel se le trabó la dirección en la primera curva mientras la Ferrari de Felipe Massa le venía pisando los talones, pero después el alemán se consolidó en la delantera para vencer a su escolta Alonso. Tercero fue su compañero de Red Bull, Mark Webber.

“Este es mi mejor podio de la temporada. Estoy muy orgulloso”, afirmó Vettel. “Tuvimos problemas con la caja de cambios pero está bien porque tengo un buen respaldo”.

Faltando siete carreras en la temporada, parece cada vez más probable que Vettel se apodere de su cuarto título mundial seguido, a menos que le pase alguna catástrofe o que Ferrari encuentre el antídoto para aumentar su velocidad.

Vettel. (AP Photo/Luca Bruno

Vettel. (AP Photo/Luca Bruno

Fue la tercera victoria de Vettel en Monza, la sexta de la temporada y número 32 en general, con lo que iguala el total de victorias de Alonso.

El alemán se vio más entusiasmado que de costumbre, ya que elevó el puño al aire varias veces mientras subía al podio, y con buenos motivos. Ahora aventaja al excampeón Alonso por 53 puntos con 175 todavía disponibles.

El último piloto que había ganado aquí sin partir del primer lugar fue Rubens Barrichello en 2009, cuando largó desde el quinto puesto. Alonso nunca pareció como que pudiera hacerlo después de haber largado desde la misma posición.

“No hemos disminuido la desventaja en el campeonato, que es evidentemente el objetivo”, admitió Alonso. “No nos quedan suficientes carreras y ahora no tenemos la velocidad como para ganar carreras sucesivas”.

De todos modos Alonso mejoró su quinto puesto en la largada. “Uno se siente magnífico aquí en Monza”, dijo. “Es el cuarto año que he piloteado para Ferrari y el cuarto año en el podio. Todos los años es algo sorprendente, algo único”.

Vettel sacudió la cabeza enérgicamente en celebración y emitió su característico chillido de alegría al celebrar su tercera victoria en las últimas cuatro carreras. Dada la dificultad del comienzo, fue todavía más notable que su dominio del Gran Premio de Bélgica hace dos semanas.

Muy bien muchachos, muy buena carrera”, exclamó Vettel por la radio del auto al trasponer la línea. “Lo siento por la trabada en la primera curva, fue un poco complicada”.

Massa terminó cuarto delante de los alemanes Nico Hulkenberg —la mejor colocación de Sauber en la temporada— y Nico Rosberg, en un día flojo para Mercedes.

Llovía ligeramente una hora antes de la carrera, pero volvió a salir el sol a la hora de la largada y los primeros diez en la largada optaron por neumáticos medianos.

Vettel partió de la “pole” por cuarta vez en esta temporada y la cuadragésima de su carrera, pero la primera desde el Gran Premio de Canadá en junio.

Se esforzó por mantener la punta después de la primera curva, con Massa siguiéndolo sin darle cuartel. El brasileño había pasado osadamente a Hulkenberg y Webber para trepar del cuarto al segundo lugar.

Ante el aliento de miles de simpatizantes, Ferrari tenía algo que demostrar y Alonso superó de manera brillante a Webber por afuera y avanzó al tercer puesto y después al segundo delante de Massa.

Después de 10 de las 53 vueltas, Vettel superaba a Alonso por unos cinco segundos, pero los ingenieros le dijeron que su neumático frontal derecho se había dañado en la primera curva y Alonso empezó a descontar la ventaja.

El alemán paró en la vuelta 24, cambiando a neumáticos duros, seguido poco después por Webber y Massa. Pero Alonso siguió con sus neumáticos hasta la vuelta 28.

En su última carrera europea antes de retirarse de la F1 al final de la temorada, Webber consiguió su primer podio en Monza.

Lewis Hamilton, que comenzó desde el duodécimo lugar después de su peor clasificación desde el Gran Premio de España en mayo del 2012, tuvo una jornada decepcionante. Primero su equipo le dijo que no lo podían oír por la radio y después tuvo que parar para reparar un pinchazo. Pero finalmente logró terminar noveno.

Por JEROME PUGMIRE, Associated Press