Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Federación quita la malla protectora del Olímpico Atahualpa

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Luis Chiriboga, oficializó este miércoles el retiro de la malla protectora del estadio Olímpico Atahualpa, de Quito, gesto con el que apeló a un fútbol sin violencia entre los aficionados y a que los estadios restantes imiten el ejemplo.

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Luis Chiriboga, oficializó este miércoles el retiro de la malla protectora del estadio Olímpico Atahualpa, de Quito, gesto con el que apeló a un fútbol sin violencia entre los aficionados y a que los estadios restantes imiten el ejemplo.


Publicidad

Es un día histórico en el fútbol ecuatoriano. Junto al Ministerio del Deporte y Ministerio del Interior estamos en una lucha frontal contra la violencia“, señaló Chiriboga a la prensa.

El directivo agregó que en su momento se invitó “a las autoridades que lucharon contra los Hooligans en Inglaterra” para que dieran formación sobre seguridad en Ecuador y que también fueron al país europeo delegados del Ministerio del Deporte, de la FEF y del Ministerio del Interior a realizar cursos.

“Ahora darán seminarios a los jefes de seguridad en todos los estadios ecuatorianos”, aseguró.

Si bien se retiraron las mallas, se incrementarán las cámaras de circuito cerrado, donadas por el Ministerio del Interior a todos los estadios del país.

Sin embargo, el propio directivo precisó que se endurecerán las sanciones para quienes ocasionen actos de violencia en los estadios ecuatorianos.

De acuerdo a la gravedad será sancionado con cárcel. Cuando salga de la cárcel (el aficionado violento) no podrá ir a un estadio durante el mismo tiempo que estuvo recluido, y cuando se levante esa sanción deberá presentarse en una comisaría una hora antes y una hora después de un partido“, precisó.

Chiriboga alentó la esperanza que lo puesto en marcha en el quiteño estadio Olímpico Atahualpa “sea imitado por todas las otras ciudades, por todos los otros estadios”. EFE