Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cuestionan a Guardiola tras caída del Bayern

La obsesión de Pep Guardiola con la posesión del balón está bajo escrutinio después de que el Real Madrid destrozó las aspiraciones del Bayern Munich de conservar su título de la Liga de Campeones.

Foto de archivo. El técnico del Bayern Munich Pep Guardiola retiene la pelota durante el partido ante Real Madrid por las semifinales de la Liga de Campeones el miércoles 23 de abril de 2014. (AP Foto/Andres Kudacki).

MUNICH (AP) — La obsesión de Pep Guardiola con la posesión del balón está bajo escrutinio después de que el Real Madrid destrozó las aspiraciones del Bayern Munich de conservar su título de la Liga de Campeones.


Publicidad

El club de Carlo Ancelotti aplastó el martes 4-0 al Bayern de Guardiola en el partido de vuelta por las semifinales, para liquidar la serie con un global de 5-0.

Hace un año, el Bayern aplastó al otro gigante español, el Barcelona, con un marcador global de 7-0 rumbo al inédito triplete del club bávaro: Champions, Bundesliga y Copa de Alemania.

En la primera temporada de Guardiola al mando, el Bayern se convirtió en el campeón de la Bundesliga que se corona con mayor anticipación, pero perdió la ‘Orejona’. La Copa de Alemania todavía está al alcance, pero el Bayern parece mucho menos dominante de lo que lucía hasta hace cuatro semanas.

Agasajado hasta hace poco como un regalo del cielo, Guardiola ahora está bajo fuego.

Pep Guardiola tuvo que reconocer que quizá escogió una táctica inteligente y valiente para los dos partidos. Pero alguien la leyó acertadamente”, publicó el principal periódico de Múnich, el Sueddeutsche Zeitung.

The Frankfurter Allgemeine dijo que la reputación de Guardiola como “el mesías de la profesión ha sido abollada”.

“En ambos partidos contra el Real, Carlo Ancelotti demostró ser un mejor estratega. Al considerar la ida y la vuelta, fue demoledor”, añadió el periódico de Frankfurt.

Tras el partido del martes, Guardiola lamentó la falta de posesión en el primer tiempo, aunque las estadísticas de la UEFA muestran que el Bayern mantuvo el balón durante dos tercios del partido.

“La razón por la que hoy perdimos y no jugamos bien es porque no tuvimos la posesión del balón”, dijo Guardiola repetidamente.

En Madrid, el Bayern prácticamente monopolizó la posesión pero creó pocas ocasiones y concedió el único gol en un contraataque. En Múnich, el visitante sorprendió al Bayern con una presión temprana y agresiva, y con un fútbol más ofensivo, algo que Ancelotti dejó entrever de antemano cuando dijo que iba a hacer “algunos cambios” a su plan de juego.

El técnico italiano también explotó la defensa zonal del Bayern en jugadas a balón parado: Sergio Ramos anotó los dos primeros goles con sendos cabezazos tras un tiro de esquina y un tiro libre.

“Concedes dos goles a balón parado y está liquidado”, dijo el extremo del Bayern Arjen Robben.

La defensa del Bayern quedó expuesta cuando Cristiano Ronaldo anotó el tercer gol. El club bávaro perdió el balón en el borde del área del Madrid, el argentino Ángel Di María envió un pase largo a Karim Benzema, que tocó a Gareth Bale, y el veloz galés dejó atrás a Jerome Boateng y Dante para ceder el balón a Cristiano, que llegaba solo. El portugués también anotó el cuarto gol con un tiro libre rasante cerca del final, ante el salto de la barrera del Bayern.

“¿Es mucha posesión de balón el único medio, a pesar de que dos o tres jugadores rápidos son suficientes para provocar el caos en la defensa?”, se preguntó el periódico de Frankfurt.

Desde un comienzo iba a ser difícil para Guardiola repetir el triplete, pero el Bayern parecía invencible mientras cabalgaba en la Bundesliga, con una racha de 53 partidos invicto que lo llevaron a coronarse a falta de siete partidos.

Entonces, Guardiola cometió su primer error. Tras declarar que la Bundesliga estaba definida, comenzó a hacer rotaciones en la nómina y el Bayern perdió muy pronto, con lo que negó a sus jugadores la oportunidad de terminar invictos la temporada doméstica.

Bayern ha perdido cuatro partidos en abril, el mismo número que en los dos años anteriores.

“Tenemos que aceptarlo, llorar, ir a casa, y luego continuar”, dijo Robben. “Tenemos que cerrar filas, todavía tenemos una final”.

En el partido decisivo de la Copa de Alemania, el 17 de mayo en Berlín, el Bayern se enfrenta al Borussia Dortmund, que recientemente ganó 3-0 en Múnich con una estrategia muy parecida a la que el Madrid desplegó el martes.

____

Foto: Archivo