Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador en Brasil. La vida es bella

Enner Valencia de la selección ecuatoriana de fútbol participa en un entrenamiento hoy, domingo 22 de junio de 2014, en el complejo Vila Ventura de Viamao en Porto Alegre (Brasil). EFE/Jorge Zapata

Viamao (Porto Alegre), 22 jun (EFE).- La música que suena dentro del gimnasio del complejo de Vila Ventura de Viamao, donde se entrena a diario Ecuador, se escucha fuera del edificio en el que los jugadores del combinado sudamericano trabajan sus músculos.


Publicidad

Hay sonrisas, buen ambiente y optimismo después de la última victoria. El grupo de Reinaldo Rueda vive su mejor momento en Brasil.

Algún jugador entra en el gimnasio haciendo un baile. Casi todos ríen y trabajan con otras caras diferentes a las que se vieron después de que perdieran contra Suiza por 2-1.

Los tres puntos que consiguieron frente a Honduras por el mismo resultado han producido un ambiente que era necesario en la selección de Ecuador.

Es el nuevo ritmo de la Tri, que ya ha olvidado sus primeros días en Brasil. La lluvia, el frío, las lesiones y los malos resultados han dado paso al sol, a un clima primaveral pese a estar en el final del otoño y a una recuperación excelente de todos los jugadores.

Honduras ha cerrado todas las heridas y ahora toca conseguir pasar a octavos de final en el último partido, una final ante Francia en Maracaná. La alegría con la que se afronta el choque es rebajada con la preocupación que emana el equipo de Didier Deschamps, de momento una auténtica máquina de hacer goles y puntos.

Pero Ecuador afrontará el encuentro con todos sus jugadores disponibles. Se acabaron las dudas de Jefferson Montero, Felipe Cicedo, Édison Méndez, Alexander Domínguez o Christian Benítez.

Todos están al cien por cien físicamente, sin ningún tipo de molestia y Reinaldo Rueda dispone de sus 23 jugadores para intentar llegar a octavos de final por segunda vez en la historia del país.

Carlos Velasco, preparador físico y mano derecha del técnico colombiano, reconoció hoy que sólo tienen que recuperar a algunos futbolistas del esfuerzo del último encuentro. Las lesiones están olvidadas. Simplemente unos cuántos tienen que coger aire.

“Todavía hay jugadores que no se han recuperado del esfuerzo del viernes. Tenemos 72 horas para pensar en el grupo que llegue. La recuperación es por el desgaste, por el esfuerzo. Estamos en el camino correcto”, afirmó.

Mientras Velasco atiene a unos cuantos medios de comunicación en la zona mixta, los jugadores comienzan a salir del gimnasio. La prensa se agolpa en torno a ellos y casi siempre suena un mismo nombre en las preguntas. “¿Y Benzema? ¿Qué opina de Benzema? ¿Benzema? ¿Benzema es el mejor delantero?!”

Benzema, Benzema y más Benzema no deja de retumbar en los oídos de los jugadores. Pero Ecuador también tiene a un delantero que se ha destacado entre el resto. Es Enner Valencia, que suma tres goles en el Mundial. Y, como no, le toca responder sobre su rival: “Yo estoy muy contento, Francia será muy difícil y Benzema está haciendo un gran torneo”, dice escueto antes de marcharse corriendo hacia el campo de entrenamiento.

Valencia es el futbolista más contento de todos. Se nota en su mirada. Cada vez que habla o se pasea por la zona mixta, se arma un revuelo. Es la nueva estrella de la selección, pero no está solo. El resto le acompaña y también se deja llevar por la alegría. No pueden ocultarla y ya sobre el césped continúan las bromas.

Reinaldo Rueda mira escéptico, pensativo. Parece que sabe lo que se le viene encima y medita muchas veces en solitario como contrarrestar el poder galo. Mientras, sus jugadores no dejan de reír y de trabajar duro.

En los casi treinta minutos que puede ver la prensa, se observa a 23 futbolistas implicados con el objetivo de alcanzar los octavos de final. Corren, estiran, hacen flexiones, los porteros se revuelcan por el césped y todos a una no contradicen ninguna orden de su cuerpo técnico.

Es el “efecto Honduras”, que ha sacado lo mejor de todos ellos en el momento cumbre del torneo. La vida es bella para Ecuador. EFE
___
Por Juan José Lahuerta, de EFE.