Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Kroos, el mejor fichaje del Mundial

Río de Janeiro, 9 jul (EFE).- “Del Mundial, quien más me gusta es Kroos. El chico lo hace casi todo bien. Tiene un manejo del balón casi perfecto”. Así habló Johan Cruyff de una de las sensaciones del torneo y que jugará probablemente en el Real Madrid la próxima temporada. Sus palabras, antes del partido ante Brasil, fueron proféticas. Kroos, una vez más, volvió a deslumbrar.

Con la muerte de Alfredo Di Stéfano se fue uno de los grandes. El argentino aún tuvo tiempo de ver jugar a Kroos, pero, como ha ocurrido con cada fichaje en los últimos años, no podrá recibir al jugador cuando sea presentado oficialmente.

Será imposible conocer la opinión de la “Saeta Rubia” sobre Kroos, pero Cruyff, otro de los mitos del fútbol, se encargó de resaltar la figura de un fichaje que puede ser el mejor del año. Y, además, no muy caro: 25 millones de euros.

La trayectoria del centrocampista alemán a lo largo del Mundial ha dado la razón a Cruyff. No ha ido de menos a más ni de más a menos. Ha hecho lo mejor que podía hacer, mostrar una regularidad pasmosa para un chaval de sólo 24 años. Con esa edad, a otros les habría podido la ansiedad, pero al todavía jugador del Bayern de Múnich no se le ha visto ni rastro de nerviosismo.

Sus estadísticas son reveladoras. Kroos lo ha jugado todo, los 570 minutos que ha necesitado Alemania para llegar a la final. Por el camino, los germanos dejaron a Portugal, Ghana, Estados Unidos, Argelia, Francia y Brasil. Ante todas esas selecciones, los números del centrocampista alemán no engañan.

Su porcentaje de aciertos en los pases es altísimo. El 85’4 por ciento de las veces que mueve el balón, acaba en el destino correcto. Además, suma cuatro asistencias y dos goles, los que marcó a Brasil en el día en el que fue definitivamente entronizado.

El equipo de Luiz Filipe Scolari sufrió a una selección que actuó como una apisonadora. Gente como Sami Khedira, Thomas Müller o Miroslav Klose no dejaron títere con cabeza. Pero fue Kroos el más brillante y el más abusón. Su despliegue fue descomunal. Homenajeó a Di Stéfano a su manera. Como el argentino, estuvo en todas las partes del campo. Subió, bajó, llegó hasta el área rival y asistió a sus compañeros. Fue un futbolista total.

Por eso, los 25 millones de euros que podría pagar el Real Madrid por su fichaje van a ser baratos. En junio de 2015 acaba contrato con el Bayern de Múnich y los alemanes han tenido que negociar. Esperar un año más, suponía tener cero ingresos por la marcha de un jugador que saldrá de Brasil siendo una figura mundial.

Otros futbolistas que han disputado el Mundial han cambiado de equipo. El croata Ivan Rakitic y el chileno Claudio Bravo se marcharon al Barcelona por 18 y 11’5 millones de euros, respectivamente. El Chelsea pagó por el hispano brasileño Diego Costa 30 y su ex equipo, el Atlético de Madrid, podría abonar 20 millones al Bayern por Mandzukic.

Las cifras bailan de un equipo a otro con jugadores mundialistas. Otros esperan irse de sus clubes, como hará el costarricense Keylor Navas, “condenado” a dejar el Levante. Pero, de momento, ninguno alcanza el nivel de Kroos.

Cruyff tenía razón y puede ser el mejor del Mundial. Su opinión fue profética. Antes del choque ante Brasil, dejó claro quién era el mejor para él. Después, Kroos arrasó para agrado del genio holandés y para demostrar que es el mejor fichaje del torneo. Bueno, bonito y barato.


Publicidad

________

Foto: Tomada de la página web www.abcdelasemana.com