Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Van Gaal no quiere jugar partido por el tercer puesto

Río de Janeiro, 10 jul (EFE).- “Más allá de perder 7-1 o perder en penaltis, los partidos por el tercer puesto no deberían ser jugados y eso vengo diciéndolo desde hace quince años”. Louis Van Gaal, visiblemente contrariado mostró, después de perder con Argentina, su indignación por tener que jugar un partido que cerrará su ciclo en Holanda y que jamás quiso disputar. Pero lo tendrá que hacer.

Es el precio que tendrá que pagar por no haber conseguido conducir a su selección hacia la cuarta final de la historia en un Mundial. Fueron los penaltis, después de un 0-0 tedioso, los que dieron por finiquitado un ciclo que comenzó el 6 de julio de 2012 tras la destitución de Bert van Marwijk. Ese día, comenzó la segunda etapa de Van Gaal al frente de la “oranje”.

Ahora tendrá que cerrarla por la puerta de atrás, después de intentar conseguir el primer Mundial para Holanda sin éxito. Se quedó a las puertas de la gran final pero no pudo abrirlas. Su país, de nuevo, se quedará sin título. Lo perdió en el último partido de Alemania 1974, de Argentina 1978 y de Sudáfrica 2010. Cuatro años después de la última intentona, ni siquiera llegó a la final.

Van Gaal hará las maletas para dirigir al Manchester United e iniciar una nueva etapa. Se llevará a parte del cuerpo técnico de Holanda, incluido el preparador de porteros Frans Hoek, uno de los protagonistas ocultos del Mundial en los cuartos de final de la competición.

Es su segundo fracaso al frente de su selección. De nuevo, no pudo superar los dos años en el banquillo. Cuando llegó al cargo en 2000 después de firmar un contrato hasta 2006, dijo adiós prematuramente tras no clasificar a Holanda para el Mundial de Corea y Japón

__________


Publicidad

Foto:  EFE/EPA/MARIUS BECKER.