Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Emelec e Independiente igualaron 0 a 0

Archivo

Guayaquil, 13 de julio (API).- Se planteaba como un partido tenso, y lo fue. Emelec demostró que, a veces, los nervios son más fuertes que la disciplina llevada durante toda la temporada y no le alcanzó para pasar del empate a creo frente a Independiente. Quizá fueron esas ínfulas las que llevaron al temperamental John Narváez a caer en la doble amonestación que lo mandó a las duchas al minuto 31. Pero así es el fútbol. Independiente fue servicial. Los muchachos de Repetto volvieron a ser ese equipo ambicioso y pícaro de visitante. Cuando sintió que tenía un hombre más en el césped sus virtudes se multiplicaron. El dominio de Sornoza, González y Guerrero apareció para dejar más de una vez en clara ventaja al ariete Daniel Angulo que se farreó goles de todo tipo.


Publicidad

La Final estaba en juego. El Capwell, como siempre, lució un buen marco de público. La presión jugaba igual para ambos. Emelec se aproblemó solo. Ingresó Osbaldo Lastra y se ganó timming. Las marcas eran algo más sutiles e inteligentes. La expulsión pegó y fuerte. Quinteros no le encontró la vuelta al partido y se vio un equipo frágil y sin recursos. Los primeros 45 minutos fueron animosos. Buenas llegadas y vértigo. Emociones compartidas.

En el complemento, las complicaciones se multiplicaron. Emelec apostó por la media distancia en una constante búsqueda de Luis Miguel Escalada que se quedó huérfano chocando con Andrés Lamas y Arturo Mina que custodiaron la zaga central de los del Valle. Los azules probaron. La insistencia no fue precisamente un buen síntoma. Para Repetto, la lectura del partido tuvo sus matices. Sacó a Henry León, Junior Sornoza y Christian Núñez. Parecían ideas descabelladas. El equipo mutó y las variantes le frenaron al equipo en un continuo esperar las intenciones del rival.

A diez del final ingresó Marcos Mondaini. El “Diablo” le metió onda pero estuvo tan solo como su socio Escalada. El diagnóstico de la variante descubrió la poca ambición y mucho respeto al rival que tuvo Quinteros esta noche en el Capwell. Repetto, por su parte, lo hizo ingresar a Armando Solís. Por la banda que dejó vacante John Narváez con su expulsión se filtraron varios centros al área chica que los centrales no descifraron y obligaban a Dreer a apagar el incendio.

El ocaso del partido vio a un Emelec decidido a romper la defensa de un Independiente cansado. Los locales presionaron por las bandas y forzaron a la última línea de los del Valle a resignar unos metros y echar la pelota bien lejos de sus dominios. Lo rescatable de la conclusión fue la eterna decisión de Fernando Guerrero y Jonathan González, un recital de gambetas los llevó a coquetear con el gol postrero mientras su defensa seguía forzando pelotazos in extremis.

En el próximo episodio de esta Primera Etapa, el Club Sport Emelec podría cantar victoria en la “Atenas del Ecuador” ante el renovado Deportivo Cuenca de Guillermo Duró. Mientras tanto, los “Rayados” del Valle recibirán la visita de Universidad Católica en Sangolquí y tendrán que ganar para seguir aspirando con colarse en la Final de Campeonato.

__________

Foto: Duham/API.