Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La Católica apenas pudo empatar en su debut

34 años después de su última participación internacional, Universidad Católica apareció en la escena continental. Empezó bien y se fue desarmando. El marcador final fue 1 por 1, aún queda un round más.


Publicidad

De la Copa Libertadores de 1980 hasta esta Sudamericana 2014 han pasado 34 años. En ese lapso, Universidad Católica ha tenido que aguantarse descensos, problemas económicos, abandonos dirigenciales. Hoy son otros tiempos. La “Chatolei” anda bien armada, volvió a la escena continental con camiseta retro y todo.

El partido tuvo sus vaivenes. El “Trencito Azul” quiso imponer su ritmo, Meneses y Armando Wila estuvieron afinaditos contra el arco. Buenas señales daban en ataque. Soler los mandó a ser frontales, menos centros y más remates. Más de frente quería ir el reemplazante de Célico que fue quien luchó cuatro años para ponerlo al equipo de nuevo en una cita internacional. Universidad Católica se adormitó con el pasar de los minutos. El Anzoátegui se acordó de la receta que los ayudó a eliminar a Deportivo Quito hace un par de ediciones de la Libertadores. Se frenaron, guardaron oxígeno y empezaron a marcar al balón y no a los veloces pivotes camarattas.

El tanto ecuatoriano llegó tras una avivada de Diego Benítez por el costado izquierdo. El zurdo metió un centro a la cabeza de un Armando Wila que se quedó cortó pero le dio la gran chance a Elvis Patta para definir y poner la primera. Bien por la “Chatolei” que sorprendía en el primer tiempo y auguraba una cosecha interesante en su debut en la Copa Sudamericana.

En la segunda mitad las cosas variaron en gran medida. Las encerronas del equipo venezolano empezaron. El ingreso de Manuel Arteaga fue fundamental. El flaquito atacante del Anzoátegui pisó el césped con el número premiado en la mano. Se metió en el área, le hizo galleta a la “Belleza” Mendoza y definió ante un Galíndez que tuvo una reacción poco felina para evitar el tanto. Lo merecía en cierta medida el cuadro venezolano que se agrandaba en el Atahualpa.

Sobre el final, no faltaron chances para Universidad Católica. Entro Henry Patta para ayudar a su hermano en la producción de chances, faltó puntería. Anzoátegui también tuvo lo suyo. Arteaga y Hernández pudieron sorprender a la “Chatolei”. Buen partido, mal empate para los quiteños que la tendrá complicada en la vuelta.

____________

Foto: Universidad Católica celebra el gol de Elvis Patta. API/Juan Cevallos.