Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hamilton avisa liderando en Monza otra jornada dominante de Mercedes

Redacción deportes, 5 sep (EFE).- El inglés Lewis Hamilton fue el mejor en la primera jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Italia de Fórmula Uno, dominada de nuevo por Mercedes, en la que su compañero y rival alemán Nico Rosberg, líder del Mundial, fue segundo; y el español Fernando Alonso (Ferrari), cuarto.

Hamilton, de 29 años, campeón del mundo hace seis -con McLaren- marcó el mejor crono del día curiosamente en el ensayo matinal, rodando con neumático duro, el único empleado en la primera sesión, en la que cubrió los 5.793 metros de la legendaria pista italiana en un minuto, 26 segundos y 187 milésimas, 38 menos que el crono que le sirvió a Rosberg para encabezar la tabla de tiempos en la segunda.

El alemán, de igual edad que su antagonista, lidera el Mundial con 220 puntos, 29 más que el inglés, al que relegó -con compuesto medio- al segundo puesto por sólo 61 milésimas en el segundo ensayo, en el que Hamilton apenas rodó la última media hora.

Al parecer, por un problema en el motor de su monoplaza. Motivo suficiente para que volvieran a sobrevolar los fantasmas el garaje de Mercedes, que domina de forma aplastante un Mundial animado por la rivalidad derivada en animadversión de sus principales actores.

Después de que Rosberg arruinase en Spa (Bélgica), al provocarle un pinchazo, la carrera de Hamilton -que en Hungría había desoído órdenes de equipo para permitir pasar al germano-, los austriacos Toto Wolff y Niki Lauda, máximos responsables del equipo, llamaron a capítulo a ambos pilotos, recordándoles que esas dos carreras las había ganado el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), único que podría aprovecharse de una eventual hecatombe interna.

Podrán volver a competir sin directrices, pero las ‘flechas de plata’ no podrán dispararse entre sí. Hoy, Wolff insinuó, incluso, la posibilidad de despidos, afirmación que rebajó Lauda -normalmente más contundente, en su condición de triple campeón mundial y mito viviente de la Fórmula Uno- al indicar que la sangre nunca llegará al río, ya que no volverá a repetirse un incidente similar.

En cualquiera de los casos, la emoción regresa, porque Hamilton anuncia una nueva pugna entre los dos candidatos, que hoy volvieron a dominar una jornada en la que Ferrari, que circula en casa por el templo de la velocidad lombardo, fue quien más se acercó.

Alonso, cuarto en el primer entrenamiento, repitió puesto en el segundo, en el que los siete primeros puestos coincidieron con los del día, invirtiendo los de los pilotos del equipo de Brackley.

El doble campeón del mundo asturiano -que ganó en Monza en 2007 (con McLaren) y repitió triunfo en 2010, con Ferrari, equipo con el que siempre acabó en el podio ante sus vehementes ‘tifosi’-, alcanzó una velocidad punta de 345,9 kilómetros a la hora y en la mejor de sus vueltas paró el crono en un minuto, 26 segundos y 565 milésimas.

Exactamente 234 más que el mejor tiempo de su compañero finés Kimi Raikkonen, tercero hoy, que conquistó la última corona para los de Maranello en 2007 y que en Bélgica minimizó devastadores daños al batir, por primera vez en doce carreras, al astro astur.

Otro finlandés, Valtteri Bottas (Williams), junto a Ricciardo -décimo hoy y tercero en el Mundial, a 64 puntos de Rosberg- la gran revelación del año, fue quinto.

Por delante de los otros dos campeones mundiales en pista: el inglés Jenson Button (McLaren), que lo fue en 2009 a bordo de un Brawn, y el alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que tras ganar en Monza el año pasado, por delante de Alonso, enchufó la directa hacia su cuarto título consecutivo. Jenson y Seb compartieron la sexta plaza en la tabla de tiempos, al marcar idéntico crono, de un minuto, 26 segundos y 762 milésimas.

Durante el primer ensayo, Alonso coincidió con otros dos españoles en pista: el barcelonés Daniel Juncadella y el castellonense Roberto Merhi, decimoséptimo y vigésimo segundo, respectivamente, en esa sesión.

Juncadella se volvió a subir a un Force India, aunque sólo media hora, antes de devolverle el monoplaza al mexicano Sergio Pérez, undécimo hoy y segundo hace dos años en Monza, con un Sauber. Merhi, segundo en las World Series -por detrás de otro español, el madrileño Carlos Sainz-, debutó en F1 a bordo de un Caterham y su tiempo mejoró el del piloto oficial sueco Magnus Ericsson.

En una jornada en la que los rumores, salsa habitual en la categoría reina del automovilismo, alcanzaron a la escudería por la que suspiran la mayoría de los aficionados que abarrotan año tras año el circuito del Parque Real de las afueras de Milán.

Esta vez apuntan al máximo responsable del equipo con más solera y mejor palmarés de toda la historia de la Fórmula Uno. En horas muy bajas y que asoma la cabeza sólo gracias al talento de Alonso, único que ha puntuado en todas las carreras, pero con apenas dos podios este año. Hay quien afirma que el italiano Luca di Montezemolo podría anunciar que abandona la presidencia de la ‘Scuderia’. 


Publicidad

____________

Foto:  El piloto británico de Fórmula Uno, Lewis Hamilton, de Mercedes AMG, durante el primer entrenamiento libre en el circuito de Monza, Italia, el 5 de septiembre del 2014. Este fin de semana se disputa el Gran Premio de Italia. EFE/VALDRIN XHEMAJ.