Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Atlético vence al Real Madrid y el Bernabéu pifia a Casillas

MADRID, 13/09/2014.- El centrocampista turco del Atlético de Madrid Arda Turan (d) celebra su gol, segundo del equipo, con sus compañeros, durante el partido de la tercera jornada de Liga de Primera División que Real Madrid y Atlético de Madrid disputan esta tarde en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. EFE/Alberto Martín

Madrid, 13 sep (EFE).- Madrid, 13 sep (EFE).- Un gol del turco Arda Turán en el minuto 76 silenció el estadio Santiago Bernabéu y volvió a poner por delante al Atlético de Madrid en el derbi madrileño ante el Real Madrid (1-2).


Publicidad

El Real Madrid empató con un disparo ajustado al poste de Cristiano Ronaldo desde el punto de penalti e igualó el tanto inicial de Tiago Mendes a los 10 minutos, con un testarazo a placer en el área chica tras un saque de esquina.

El portugués Cristiano Ronaldo puso la igualada en el marcador en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid, marcando en el minuto 26 un penalti que él mismo provocó con una bicicleta a Guilherme Siqueira.

Antes del gol del empate el capitán Iker Casillas recibió una sonora pitada de la afición del Santiago Bernabéu, que le señaló por no salir de puños en el gol recibido.

Fue mejorando su imagen el Atlético de Madrid en la segunda parte y los cambios del ‘Cholo’ Simeone dieron su fruto. Arda Turán, el primero en entrar, aprovechó un centro desde la banda de Juanfran Torres que dejó pasar por debajo de sus piernas Raúl García para marcar el segundo tanto rojiblanco con un derechazo ajustado al palo inalcanzable para Iker Casillas.

La afición del Real Madrid que llenó el estadio Santiago Bernabéu dedicó una sonora pitada en el primer balón que llegó a Casillas tras encajar el gol del Atlético.

Le culpó de no salir por alto en el saque de esquina botado por Koke Resurrección. Desde entonces cada balón que tocó el capitán recibió silbidos de gran parte de la grada, que en los últimos minutos del primer acto se enfrentaron a los cánticos de ánimo. EFE