Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Messi brilla con triplete y el Barsa gana el derbi

Foto de archivo. Lionel Messi, jugando para el Barcelona. Foto EFE.

BARCELONA, España (AP) — El mejor Lionel Messi volvió a aparecer el domingo con un triplete y dos nuevas marcas para el libreto histórico del Barcelona, que venció 5-1 al Espanyol en el clásico ciudadano y sigue segundo clasificado en la liga española.


Publicidad

Sergio García había adelantó a los “periquitos” a los 13 minutos, pero Messi niveló con un golazo a los 45 y desequilibró con otros dos a los 50 y 81 para convertirse en el primer futbolista en alcanzar la cifra de 400 goles como azulgrana, llegando a los 402 entre partidos oficiales y amistosos. Con sus tres dianas, el astro argentino también superó las 11 de César Rodríguez como máximo realizador de los derbis y acumula 12 frente al Espanyol, que sigue sin ganar fuera de casa.

Los blanquiazules también encajaron otros dos tantos de Gerard Piqué (53) y Pedro Rodríguez y marchan 12dos en la clasificación que sigue comandando el Real Madrid con 36 puntos tras vencer el sábado por 3-0 al Celta de Vigo, también con triplete de Cristiano Ronaldo.

El portugués figura como máximo cañonero del torneo con 23 conquistas por la 14ta fecha, mientras que Messi acumula 13.

El Barsa sufrió en la primera mitad ante un Espanyol que jugó con maestría y se puso en ventaja cuando el ecuatoriano Felipe Caicedo robó un balón a Sergio Busquets en el mediocampo y profundizó para García, quien se aventuró frente a Piqué y, aprovechando el espacio creado por el latinoamericano, quebró al central y batió a Claudio Bravo de tiro raso.

El arquero chileno mantuvo a distancia a los azulgranas con buenas intervenciones ante García y luego Víctor Sánchez, llegado en escapada, mientras el Barsa tardó en entrar en calor, y solo al final del primer periodo logró derribar el muro de contención blanquiazul. Fue como casi siempre Messi, quien ya había avisado con un tiro libre directo al travesaño y, tras recibir un pase atrás de Xavi Hernández, ajustó el punto de mira desde la media luna y superó la estirada de Kiko Casilla con un zurdazo ajustado al poste.

Subido el empate, el Barsa jugó más gusto, a pesar de que el Espanyol seguía regalando las bandas con la consigna de tapar los pasillos centrales. Pero el cerrojo no contemplaba arrancadas como la que se marcó Neymar por la derecha, desequilibrando la defensa por el flanco donde Suárez cruzó para Messi, letal en su toque de zurda y disparo raudo con la diestra, imposible para el arquero.

El tercero fue pecado de juventud del zaguero Eric Bailly al tiempo que compensación de Piqué, poderoso en el cabezazo a la red tras tiro de esquina lanzado por Ivan Rakitic.

En plena bajada de brazos españolista, Rodríguez subió el cuarto tras un pelotazo de Jordi Alba y Messi cerró su festín particular al cruzar nuevamente de diestras un servicio del extremo.