Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Barsa se distancia antes del clásico con doblete de Messi

El argentino Lionel Messi (10) celebra un gol con su compañero Neymar, izq., en el partido entre su equipo Barcelona y Eibar en Eibar, España, el 14 de marzo del 2015. (AP Foto/Alvaro Barrientos).

BARCELONA, España (AP) — A una semana del clásico del fútbol español contra el acérrimo rival Real Madrid, el Barcelona ganó el sábado, 2-0 en cancha del Eibar con dos goles de Lionel Messi, y tomó distancia en el liderato de la liga sobre sus perseguidores.


Publicidad

El Barsa acumula 65 unidades en la punta por las 56 del Atlético y 61 del Madrid, que recibe al Levante al cierre del domingo y vio cómo los “culés” se garantizaron la condición de líderes al arranque del clásico del próximo fin de semana. Los azulgranas tomaron ventaja con un penal transformado por Messi a los 31 minutos y finiquitaron el encuentro con un inusual cabezazo del argentino a los 55. El doblete le valió también a “La Pulga” para situarse como máximo cañonero del campeonato con 32 goles por los 30 del madridista Cristiano Ronaldo.

El Eibar, que hilvana ocho derrotas seguidas, ocupa transitoriamente al 14to lugar con 27 puntos, a solo tres de la zona del descenso.

Antes del choque con el Madrid, los barcelonistas deberán afrontar la visita del Manchester City el miércoles por los octavos de final de la Liga de Campeones. El equipo catalán venció 2-1 en el choque de ida.

En un choque poco lucido en el coqueto estadio del Eibar, al Barsa le bastó su mayor dominio de la pelota y las diabluras de Messi y sus compañeros de ataque para llevarse los tres puntos en disputa. El brasileño Neymar inició la jugada del penal con una conducción y descarga para Ivan Rakitic, quien conectó con Luis Suárez antes de que el uruguayo dejara para Messi, cuyo disparo impactó el brazo de Borja Ekiza.

El rosarino transformó la pena máxima con decisión y potencia y se limitó a contemplar el panorama, de tiempo frío y lluvioso, hasta la hora del descanso. Pudo empatar antes el Eibar mediante zapatazos de Jon Errasti y Javi Lara, desviados por poco; pero también la tuvo Suárez en remate algo forzado, perdido por encima del travesaño.

El segundo tanto llegó de informa insospechada para Messi, aunque en jugada de estrategia similar a la fecha anterior y que entonces acabó en gol del zaguero Gerard Piqué: los centrales acapararon la atención de la defensa del Eibar en un saque de esquina, liberando al rosarino, quien cabeceó a la red con comodidad.

Sin mayor ambición que la de reservarse para futuras batallas, el Barsa gobernó su ventaja, que bien pudo ampliar en un contragolpe Pedro Rodríguez, pero también recortar el local Federico Piovaccari con una volea al travesaño.