Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Deportivo Quito consigue su primer triunfo ante Liga de Loja

(API) QUITO 20 DE MARZO DE 2015, En el estadio Atahualpa Dep Quito Recibe a la Liga de Loja FOTO API/JAVIER CAZAR en la foto Rojas (D.Quito) Festeja su gol

Quito (API).- En el estadio Olímpico Atahualpa, Deportivo Quito al fin pudo ganar en el torneo y lo hizo frente a Liga de Loja por 3-1.


Publicidad

Buena actuación de la escuadra de Tabaré Silva. Deportivo Quito, por primera vez en el torneo, lució sólido y con buen funcionamiento. Dos goles en el primer tiempo, hicieron que en el complemento se allanen las cosas y puedan someter a su rival a placer.    

Deportivo Quito despertó. Un arranque fenomenal del téam de Tabaré Silva para despachar a una Liga de Loja que lució desconcertada. Fue la noche de Juan Diego Rojas. El joven atacante de la ‘Academia’ apareció de casualidad para definir en la primera y tuvo la potencia de un crack para solucionar los problemas en la segunda. Enorme este esmeraldeño de 22 años que entró con las pilas puestas para dejarle a su equipo 2 a 0 arriba en el primer tiempo.

Para el complemento, el equipo de Tabaré Silva le bajó a la intensidad y dejó venirse a Liga de Loja. La falta de puntería de los sureños marcó la nota y Ronald Campos apareció como una sombra entre los centrales de la ‘Garra’ para convertir el tercero y solucionar el pleito. Con el 3 a 0 en el score, los dirigidos por Toresani trataron de acortar distancias a fuerza de riñones y lo consiguieron. Una falta en el área y Juan Carlos Caffa apareció para marcar el descuento desde el punto penal en un engaño perfecto al bueno de Nelson Ramos.

El partido concluyó sin dramas para Deportivo Quito que pudo marcar un par de tantos más. La estrategia lojana no dio la talla y, de pronto, los azulgranas se aprovecharon para conseguir su primer triunfo en este 2015. Sonríe la Plaza del Teatro y la ‘Academia’ respira tras una semana llena de incertidumbre y nervio.