Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Italia: Roma-Napoli se juegan la Champions

El jugador de la Roma, Adem Ljajic, centro, patea un penal contra Sassuolo el sábado, 6 de diciembre de 2014, en Roma. (AP Photo/Alessandra Tarantino)

ROMA (AP) — El duelo Roma-Napoli es el más importante de la 29na fecha de la Serie A, en que está en juego la participación en la próxima Liga de Campeones, mientras la Juventus espera dar un nuevo paso hacia el cuarto scudetto consecutivo.


Publicidad

Como la Juve tiene casi asegurado el título, con 14 puntos de distancia de la Roma cuando quedan solo diez jornadas para el final del campeonato, la atracción se centra en los equipos que aspiran a las copas europeas.

La Vecchia Signora tiene un compromiso que se presenta fácil al recibir al Empoli, que aunque no puede aún cantar victoria, tiene bastante asegurada su permanencia en la A con 33 unidades, a 12 de la zona del descenso.

El técnico Massimiliano Allegri se muestra de todas formas muy cauto: “Hasta ahora, la temporada ha sido buena, pero no hemos ganado nada, hay tiempo para que se transforme en óptima”.

La Juve jugará sin algunas de sus figuras, como el francés Paul Pogba, Andrea Pirlo y Claudio Marchisio, que están saliendo de lesiones, y Allegri no quiere arriesgarlos en vista del partido de Champions con el Mónaco el 14 de abril.

El mediocampo estará a cargo del chileno Arturo Vidal y el ataque del argentino Carlos Tevez.

La Roma, que hasta hace poco estaba sólida en el segundo lugar, ahora en cambio deberá mejorar su rendimiento si quiere llegar de nuevo a las espaldas de Juventus y acceder directamente a la Liga de Campeones.

Tras arrancar el campeonato en un mano a mano con la Juve por el liderato, la Roma (53 puntos) tropezó y ahora suma 11 empates, además de tres derrotas, con lo cual le dejó el camino libre a su adversario. Lazio, con 52 puntos, Sampdoria (48), Napoli (47) y Fiorentina (46) le harán seguramente la vida difícil hasta el final.

La Roma espera ante el Napoli volver a conquistar a sus tifosi, que han criticado sus últimas actuaciones. Seis de los últimos diez partidos los jugará en el estadio Olímpico de la capital italiana.

El técnico Rudi García se jugará la carta del delantero colombiano Víctor Ibarbo, quien se repuso de una molestia en el gemelo derecho, pero perderá por tres semanas al marfileño Gervinho por una lesión muscular.

El Napoli viene de un período muy negativo, con una sola victoria en los últimos ocho encuentros, con cinco empates y dos derrotas.

La clave de su éxito está en el artillero argentino Gonzalo Higuaín, quien no anotó en los dos últimos encuentros.

Lazio, que tiene un solo punto menos y que sueña con arrebatarle el segundo puesto a la Roma, su rival histórico, irá a jugar con el Cagliari, que está en zona de descenso.

Stefano Mauri, capitán de la Lazio, reconoció que es “un estímulo más porque en la ciudad la rivalidad es muy sentida y nuestros tifosi nos piden superar a la Roma. El segundo lugar sería como un scudetto”.

El Milan, siempre con su entrenador Filippo Inzaghi, en la cuerda floja, enfrentará al Palermo que cuenta con una de las mejores parejas de ataques del campeonato: los argentinos Paulo Dybala y Marco Vázquez, que han convertido 19 goles, 12 y 7, respectivamente.

El encargado de enfrentarlos será el argentino Gabriel Paletta, que reconoció la valía de sus adversarios: “son imprevisibles, se entienden bien en movimiento, se buscan y se encuentran a ojos cerrados”.

Como el domingo se celebra la pascua, la nueva fecha del calcio se jugará el sábado: Roma-Napoli, Atalanta-Torino, Cagliari-Lazio, Genoa-Udinese, Inter-Parma, Palermo-Milan, Sassuolo-Chievo, Verona-Cesena, Fiorentina-Sampdoria y Juventus-Empoli. (D).