Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Final de Champions: La Copa América empieza en Berlín

Foto de archivo. El jugador del Barcelona, Lionel Messi, festeja un gol contra Bayern Munich por las semifinales de la Liga de Campeones el miércoles, 6 de mayo de 2015, en Barcelona. (AP Photo/Manu Fernandez).

BERLIN (AP) — Cuando el presidente de la UEFA, Michel Platini, entregue el trofeo de la Liga de Campeones al capitán de Juventus o Barcelona, el fútbol europeo cerrará por vacaciones. Pero al otro lado del Atlántico, la Copa América está a punto de comenzar y la final de Berlín es lo más parecido a un partido inaugural por todo lo que hay en juego.


Publicidad

Seleccionadores, aficionados, organizadores y probablemente patrocinadores contienen la respiración para que las estrellas sudamericanas que pisen el sábado la cancha del estadio Olímpico salgan intactas del lance. Si por una desgracia, Lionel Messi, Neymar o Arturo Vidal cayeran lesionados, el escándalo que sacude la Conmebol y la FIFA robaría todavía más plano al torneo deportivo.

“Hemos tenido visitas puntuales con algún seleccionador, pero cada uno tiene sus realidades”, dijo el técnico del Barsa Luis Enrique. “A mí me interesa acabar bien la temporada con el partido de la Champions y a ellos empezar bien la Copa América“.

“Habrá un seguimiento y compartiremos información, pero nada más. Nuestros jugadores llegan en muy buen estado, y eso es lo que busca cualquier entrenador”, añadió.

Chile y Ecuador abren la Copa América el próximo jueves. La preparación física de un torneo internacional de estas características es muy específica. Y comienza semanas antes de la competición. Cualquier desagarro muscular, esguince de tobillo o rodilla no dejaría margen de recuperación. La concentración previa también es importante en el sentido táctico. Los seleccionadores disponen de un tiempo del carecen durante el año para probar a sus jugadores y sobre armar un esquema.

La selección que más arriesga es Argentina. Messi, Javier Mascherano y Carlos Tevez son futbolistas irremplazables. La Albiceleste debuta contra Paraguay el 13 junio, es decir en una semana. Siete días en los que tendrán que viajar unas 15 horas en avión, adaptarse al cambio horario y de estación — del casi verano en Europa, al invierno austral— y entrenar con compañeros a los que apenas han visto durante el año.

“Que no se lesione ninguno, es lo único que me interesa”, pidió esta semana el seleccionador argentino Gerardo “Tata” Martino esta semana.

Además del trío Argentino, Brasil cruzará los dedos por Neymar y el anfitrión Chile, por Vidal y su arquero Claudio Bravo. Salvo lesión de Marc-André ter Stegen, Bravo no jugará. Pero Vidal es un futbolista de despliegue físico siempre al límite. El año pasado se recuperó contrarreloj de una artroscopia en la rodilla derecha a un mes del Mundial, pero no estuvo en su mejor forma durante el torneo.

“Está la preocupación de que no les pase nada. Ambos conocen muy bien el trabajo y se van adaptar muy rápido a las necesidades del equipo”, dijo el técnico Jorge Sampaoli sobre los pocos días que entrenarán con el resto de la plantilla. (D)