Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La larga despedida de Blatter no le cae bien a muchos

Foto de archivo. Joseph Blatter, presidente de la FIFA, anuncia en rueda de prensa que pone a disposición su cargo e informa de que habrá un congreso extraordinario para elegir al nuevo mandatario del máximo organismo futbolístico mundial, en la sede de la FIFA en Zúrich, Suiza, el 2 de junio del 2015. EFE/Ennio Leanza.

GINEBRA, Suiza (AP) — En la versión futbolística de la larga despedida, Joseph Blatter permanece en la banca.


Publicidad

Dos días después de anunciar su decisión de renunciar como presidente de la FIFA, Blatter envió un tuit con una fotografía en la que aparece sentado frente a su escritorio, con un bolígrafo en la mano. Escribió que estaba trabajando para reformar la organización, que ha caído en una severa crisis por una investigación por actos de corrupción de parte de las autoridades estadounidenses.

Blatter, de 79 años, dijo el martes que planea seguir en el cargo y encabezar las reformas tal vez por nueve meses, hasta que se designe a su sucesor en una nueva elección. Esa permanencia en el poder resulta inaceptable para algunos líderes del deporte y para expertos anticorrupción.

“Debe irse de inmediato”, aseguró el viernes Lennart Johansson, el ex presidente de la UEFA que en 1998 fue derrotado por Blatter en una elección presidencial en la FIFA que generó muchas sospechas de compra de votos. “La gente desea que seamos limpios”.

Blatter sigue trabajando mientras es el epicentro de un caso federal en Estados Unidos que promete implicar a más personas luego que cuatro funcionarios del deporte y de mercadotecnia se declararon culpables y otros 14 fueron acusados la semana pasada.

Transparencia Internacional, el grupo de asesoría anticorrupción invitado por la FIFA para ayudar en la primera ronda de reformas de Blatter en medio de un escándalo de sobornos en 2011, señaló que no es creíble que el veterano líder encabece los cambios.

“Blatter no puede supervisar la ‘nueva’ FIFA, debe irse ya”, indicó el director ejecutivo de Transparencia Internacional, Cobus de Swardt, en un comunicado el viernes. “El fútbol mundial no puede caer en el limbo”.

La estrategia de salida preferida por Blatter cumple con los estatutos de la FIFA, reglas que él ayudó a redactar durante sus 40 años en el organismo rector del fútbol mundial.

El comité ejecutivo de 27 integrantes que él preside deberá reunirse y solicitar una elección especial al congreso de las 209 federaciones miembro de la FIFA. La próxima reunión de ese panel está planeada para llevarse a cabo el 24 y 25 de septiembre en Zúrich, pero podría ser adelantada.

No es suficiente, de acuerdo con uno de los nuevos colegas de Blatter en el comité ejecutivo, Wolfgang Niersbach, en una entrevista con el canal de televisión alemán ZDF transmitida el viernes.

“Esto tiene que ser más rápido”, dijo Niersbach, el presidente de la federación alemana de fútbol que fue elegido al comité de la FIFA por dirigentes europeos que desean que intervenga de manera más activa que la mayoría de sus predecesores.

“Para mí es increíble lo que está sucediendo”, agregó. Blatter “invita a todo el mundo a un congreso, es reelegido y cuatro días después renuncia, por las razones que sea. Pero no es una renuncia inmediata”.

Después de que el comité ejecutivo se reúna, se realizaría una elección cuatro meses después del plazo fijado para que los posibles candidatos se postulen. Solía ser una campaña de dos meses, hasta que se fijaron nuevas reglas después del triunfo de Blatter en 2011. (D).