Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Liga de Loja y River Ecuador igualaron 0 a 0 en el arranque de la Segunda Etapa

Encuentro entre Liga de Joja y River Ecuador en el Estadio 9 de mayo de machala FOTO API/Jose Eduardo Mendieta

Loja (API) · Liga de Loja igualó 0-0 con River en el arranque de la Segunda Etapa del Campeonato Nacional.


Publicidad

Un partido malo de arranque. River Ecuador, con algo más de criterio, intentó dominar las acciones ante una Liga de Loja tímida y escasa de ideas. Apoyada en sus referentes, el cuadro local logró conjugar algun a pared que los acercó al pórtico de la “Fuerza Roja” que defendía con su defensa estática y sin arriesgar.

Al trámite lo marcaron las torpezas. Los mediocentros de Liga de Loja se encargaron a repartir patadas al por mayor y los creativos de River terminaron muy afectados. Pero nadie fue más damnificado que Jéfferson Chila, juvenil de River, que sufrió una agresión terrorífica por parte de Juan Carlos Espinoza (futbolista que mantiene el álter ego de Max Barrios e involucrado con un fraude en el fútbol peruano). El futbolista del cuadro guayasense terminó con su pómulo hundido y tuvo que dejar el campo en el minuto 37. Su salida representó todo un aprieto, pues Humberto Pizarro no había llevado a otro Sub 18 y tuvo que quedarse con uno menos todo el remate del primer tiempo.

Los primeros 45 minutos terminaron con un River disminuido en número, pero muy superior a la “U” lojana. Cumbicus no le encontró la vuelta al trámite del encuentro y terminó con una propuesta repetitiva y predecible que no les llevó a nada bueno.

Para el complemento, las faltas seguían siendo la constante traba del trámite del encuentro. River se contagió por el síntoma de los locales y empezó una colección generosa de amarillas. Los pelotazos se rifaban por doquier. Buenos tiradores como Armando Gómez, intentaron abrir el partido para la “Garra del Oso” que cerraba las jugadas muy lejos del portero Molina.

Sobre el cuarto de hora final, ambos equipos intentaron meterle más velocidad a su juego y encontrar espacios en la parcela contraria. Un pelotazo largo hacia el área de Liga de Loja superó a los centrales y lo halló solo a Patrick Quiñónez que no consiguió definir bien ante Danny Cabezas en el mano a mano. La más clara para la visita que se fue por poco fuera.

El desenlace fue desprolijo en ambas orillas. Liga de Loja y River agotaron sus escasos recursos y les ganó los nervios por no perder. Un empate merecido. Ninguno fue claro, ninguno tuvo prolijidad en el toque final. La Segunda Etapa arrancó con un aburrido 0 a 0, ojalá no sea el semblante resultadista que premie sobre el resto de encuentros. Amanecerá y veremos.