Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

México vence a Costa Rica y avanza a semis de Copa de Oro

El arquero de Costa Rica, Esteban Alvarado, se tira al lado equivocado después que el jugador de México, Andrés Guardado, anotó un gol de penal en un partido por los cuartos de final de la Copa de Oro el domingo, 19 de julio de 2015, en East Rutherford, Nueva Jersey. (AP Photo/Mel Evans).

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — Una tras otra, Miguel Herrera observaba desesperado las ocasiones de gol que su selección mexicana desperdiciaba ante Costa Rica en su duelo por los cuartos de final de la Copa de Oro.


Publicidad

Dos remates de Carlos Vela que, solo frente al arco, salieron desviados por metros. Un disparo de Oribe Peralta que pegó en un poste. Otro de Carlos Esquivel que rechazó el travesaño. Hasta que, empatados 0-0 y a segundos de llegar a una definición por penales, el árbitro dio la mejor asistencia del partido.

Andrés Guardado anotó un penal a los 122 minutos, después que el árbitro Walter López pitó una dudosa falta sobre Peralta, y México superó el domingo 1-0 a Costa Rica para clasificarse a las semifinales del campeonato de la CONCACAF en las que enfrentará a Panamá.

México dominó las acciones de principio a fin, arrinconó a los ticos en el segundo tiempo y se cansó de llegar al área rival, pero nuevamente exhibió una alarmante falta de puntería en la definición.

“La verdad es que tienes cierta cantidad de pelotas para definir el partido antes de terminar sufriendo, y te empieza a pasar en la cabeza el fantasma del que perdona pierde”, admitió el técnico mexicano Herrera. “Fallas tantas oportunidades, que tu cabeza empieza a maquinar qué es lo que puede pasar en la jugada de ellos, que no te perdonen, que tengas equivocaciones”.

Herrera evitó valorar la polémica jugada en la que López decretó que Roy Miller cometió falta sobre Peralta, cuando ambos disputaban una posición en el área luego de un centro de Miguel Layún. El delantero mexicano saltó y, sin que mediara mucho contacto con el tico, cayó al suelo. López inicialmente marcó saque de meta, pero luego cambió de parecer al consultar con uno de sus jueces de línea.

Guardado metió el gol por un México que, aparte de golear 6-0 a Cuba en su debut, sufrió en la fase de grupos al empatar sin goles ante Guatemala y 4-4 contra Trinidad y Tobago.

El “Tri” terminó segundo en su grupo cuando desperdició una ventaja de dos goles y Trinidad empató en la jugada final de su último partido por la fase inicial del torneo.

“La preocupación ha sido desde el principio del torneo, tratar de ser contundentes”, señaló Herrera. “Desafortunadamente en ese renglón no hemos podido ser lo certeros como quisiéramos”.

Guardado, Esquivel y Jesús Corona fueron los más desequilibrantes de México. Los dos últimos entraron de cambio por Héctor Herrera y Carlos Vela, dos jugadores cuya titularidad quedó en duda para el duelo ante Panamá por semifinales.

El timonel podría contar para ese partido del miércoles con Giovani Dos Santos, el delantero recién transferido al Galaxy de Los Ángeles que se ausentó ante Costa Rica por una lesión.

Como ha sido su costumbre, Vela quedó a deber con el “Tri”. A los 69 minutos, Guardado mandó un pase de tres cuartos de cancha que Peralta bajó por la banda izquierda y dio un pase a Vela, que sin marca alguna mandó la pelota a las gradas. Poco después, el delantero de la Real Sociedad falló otro tiro a pasos de la portería, luego de un buen pase de Guardado.

“Tenemos que tomar decisiones, hacer modificaciones para hacer revulsivo al equipo”, admitió el “Piojo” Herrera.

Más allá de la suerte de México con el fallo arbitral, Costa Rica no hizo muchos méritos y demostró que es un proyecto en transición luego de deslumbrar en la pasada Copa del Mundo. Este equipo, dirigido por Paulo César Wanchope, dista mucho de aquel que conducido por el colombiano Jorge Luis Pinto, llevó a Holanda hasta una definición por penales.

Costa Rica generó poco y nada, más allá de una jugada al principio del partido que controló el arquero mexicano Guillermo Ochoa.

“Tampoco hay que quitarle mérito a México, que hizo un buen partido, que tuvo sus claras opciones. Son cosas del fútbol, tuvieron opciones y no las pudieron concretar”, dijo Wanchope, sin querer atribuir la eliminación al fallo arbitral. “Claramente México tuvo muy buenas opciones de gol, en algunas desatenciones nuestras en defensa y lograron vulnerarnos”. (D)