Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bolivia llega en crisis a las eliminatorias Rusia 2018

Foto de archivo. Los jugadores de la selección boliviana celebran el tercer gol conseguido ante Ecuador, durante el partido Ecuador-Bolivia, del Grupo A de la Copa América de Chile 2015, en el Estadio Elías Figueroa Brander de Valparaíso, Chile, el 15 de junio de 2015. EFE/Osvaldo Villarroel.

LA PAZ, Bolivia (AP) — Con dudas, renuncias de jugadores importantes y en medio de una severa crisis en sus mandos directivos llega Bolivia a la eliminatoria sudamericana para el mundial de fútbol Rusia 2018.


Publicidad

La renuncia de Marcelo Martins, el delantero con mayor trayectoria internacional, y la dimisión del capitán y zaguero Ronald Raldes dejaron a Bolivia sin dos piezas importantes en el ataque y la defensa a pocos días del debut con Uruguay en La Paz el 8 de octubre.

El detonante fue la goleada de 7-0 que Argentina propinó a Bolivia en un amistoso jugado en Estados Unidos a principios de septiembre. Las declaraciones del técnico Julio César Baldivieso en sentido de que muchos jugadores no se ponían la camiseta desató malestar interno.

“No hay un ambiente adecuado con un técnico que trata con desprecio a los jugadores”, escribió Martins de 27 años desde China donde juega para el Changchun Yatai.

Baldivieso es el cuarto técnico desde 2012 y asumió tres días antes del partido con Argentina. Como hábil volante fue una de las mayores figuras del equipo que se clasificó al mundial en 1994, pero es de temperamento fuerte y declaraciones explosivas.

“A la selección hay que venir a jugar con humildad e ilusión y estas renuncias me hacen más fuerte”, dijo, y anuncio un “recambio” de jugadores que no pasarán de 25 años de edad. “Quiero jugadores con hambre de gol”.

A la renuncias se suma la baja por lesión del volante argentino naturalizado boliviano Damián Lizio del club Bolívar.

El mayor desafío de Baldivieso será renovar en el camino una selección estancada con figuras en declive y sus opciones no son muchas porque el fútbol boliviano carece de escuelas.

Con esas figuras Bolivia llegó a cuartos de final de la Copa América que se jugó en Chile en julio, aunque en esa instancia fue goleada 5-0 por el conjunto chileno.

Por si fuera poco una férrea disputa en los mandos derivó en la destitución y encarcelamiento del expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, investigado por corrupción junto a otros dirigentes.

La Commebol, de la que Chávez era tesorero, todavía no reconoció al nuevo presidente Marco Ortega.

Dirigentes y jugadores debieron aportar de su dinero para costear el viaje a Estados Unidos para el amistoso con Argentina debido a que las cuentas de la FBF están congeladas.

Bolivia participó tres veces en una Copa del Mundo. En 1930 y 1950 estuvo como invitada mientras que en 1994 fue la primera vez que se clasificó en una eliminatoria.

En las dos últimas eliminatorias acabó entre los últimos pero el mejor aliado del equipo boliviano ha sido siempre la altura de La Paz.

Después de recibir a Uruguay en La Paz, el cuadro boliviano visitará a Ecuador en Quito. (D)