Ecuador. Viernes 21 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bale y Cristiano marcan y el Madrid gana, pero no convence

El jugador del Real Madrid, Gareth Bale, derecha, controla el balón antes de anotar, ante la marca del defensa del Eibar, Aleksandar Pantic, durante el partido de la liga española en el estadio Ipurúa en Eibar, al norte de España, el domingo 29 de noviembre de 2015. (Foto AP/Álvaro Barrientos).

BARCELONA, España (AP) — Gareth Bale volvió a marcar en la liga española luego de tres meses de sequía goleadora, Cristiano Ronaldo también celebró un gol después de dos fechas sin hacerlo, y el Real Madrid venció 2-0 el domingo en su visita al Eibar, aunque el equipo blanco sigue sin convencer a sus críticos y continúa a seis puntos del líder Barcelona en la clasificación.


Publicidad

Los madridistas se llevaron la victoria gracias a los tantos de Bale a los 43 minutos y Cristiano de penal a los 82, pero el juego desplegado ante el modesto Eibar nuevamente distó mucho del supuesto nivel de sus astros; en especial Cristiano, quien falló dos claras ocasiones de gol y tan sólo ha logrado marcar en cinco de las 13 fechas disputadas hasta ahora.

Bale no anotaba desde la segunda jornada ante el Betis en agosto, pero reencontró su olfato para desencallar un partido trabado ante el séptimo clasificado Eibar, y permitió al equipo de Rafa Benítez poner fin a una racha de dos derrotas seguidas en la liga, incluida una dolorosa tunda de local, 4-0 ante el Barsa.

El equipo azulgrana lidera la tabla con 33 puntos tras golear el sábado, igualmente por 4-0, a la Real Sociedad; y le escolta el Atlético de Madrid con 29 unidades, después de superar por 1-0 al Espanyol.

El Madrid, actual tercero, cuenta con 27 puntos gracias, en parte, al buen hacer del arquero Keylor Navas. “No siempre las cosas salen bien. Veníamos de unos momentos complicados. Había que salir a la cancha a darlo todo y hoy lo hicimos”, comentó el costarricense. “Siempre que se mantiene la portería a cero es por el buen trabajo de todos. Este partido era importante, pero hay que mejorar mucho más”.

Previamente en la jornada, el Getafe logró su cuarta victoria como local al vencer por 2-0 al Villarreal, y a su vez truncó una racha de cuatro partidos sin ganar en el campeonato para escalar al 13er. lugar.

El equipo azulón cuenta 14 puntos gracias a los goles de Ángel Lafita y Álvaro Vázquez, a los 21 y 51 minutos, respectivamente. “Estábamos a un punto del descenso y era una final. El Villarreal venía con poco descanso después de jugar la Liga Europa el jueves y teníamos una oportunidad de oro. Supimos manejar los tiempos del partido”, analizó Lafita.

El Villarreal va de más a menos en el campeonato, pues sólo ha vencido en una de las últimas siete fechas y bajó al sexto puesto con 21 unidades, marcando momentáneamente el límite de las plazas que dan boleto a jugar copas europeas.

“Nos faltó profundidad y tampoco estuvimos bien en las áreas. Se notaron las bajas de nuestro delanteros”, comentó el mediocampista Manu Trigueros.

La parrilla dominical se completa a continuación con los partidos Rayo Vallecano-Athletic de Bilbao y Sevilla-Valencia.

El Eibar plantó cara al Madrid, que jugó con el colombiano James Rodríguez de inicio, pero no con el goleador Karim Benzema, relegado a la suplencia por Benítez.

Los armeros presionaron constantemente en cancha ajena, exhibieron velocidad en las transiciones y confiaron en el arquero Asier Riesgo, quien tapó con valentía un intento de globo de Cristiano, tras excelente profundización de James.

Navas también intervino en disparo lejano del local Takashi Inui, y el primer gol del partido cayó a balón parado y por vía de Bale, certero cabeceador de un centro de Luka Modric tras servicio en corto de un tiro de esquina.

Pese al marcador favorable y una nueva ocasión de Bale que salvó Riesgo en elástica estirada, el Madrid no conseguía gobernar el partido con placidez; y la tónica siguió tras el descanso, una vez James dejó su lugar a Lucas Vázquez y este asistió de maravilla a Cristiano, quien sorteó al arquero pero apuntó al lateral de la red.

Negado ante el arco en jugada, el portugués finalmente se valió de otra acción del canterano, caído en el área, para marcar de penal con un tiro suave, raso y centrado, engañando al arquero. (D)