Ecuador. Martes 23 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Figueredo será extraditado a Uruguay en vez de EEUU

Foto de archivo. Eugenio Figueredo, dirigente deportivo uruguayo. Foto AP.

ZURICH, Suiza (AP) — El ex presidente de la Conmebol Eugenio Figueredo será extraditado a Uruguay en vez de Estados Unidos para encarar en su país natal acusaciones por corrupción en la venta de los derechos comerciales de torneos.

El Ministerio de Justicia suizo dijo el viernes que dio prioridad a la solicitud de extradición de Uruguay, donde hay una pesquisa abierta distinta al abarcador caso de corrupción que puso en marcha el Departamento de Justicia estadounidense y en el que están acusados dirigentes del fútbol Latinoamericano, entre ellos Figueredo, y ejecutivos del marketing deportivo.

El gobierno suizo señaló que la pesquisa uruguaya “abarca más torneos de fútbol que las investigaciones estadounidenses”.

“Me parece una decisión que se ajusta al hecho de que fuimos los primeros que comenzamos a investigar esta trama de corrupción en la Conmebol, a la cooperación que Uruguay le dio al Departamento de Estado cuando éste la solicitó, y que se ajusta también a que los delitos que se le imputan a Figueredo en Uruguay -lavado de activos y estafa- son más graves que los que enfrenta en Estados Unidos”, dijo a la AP el fiscal de crimen organizado de Uruguay, Juan Gómez.

Indicó que Figueredo aún no está procesado porque en Uruguay no se puede procesar a quien no se encuentra presente, pero afirmó que apenas el ex dirigente del fútbol se presente en el juzgado, la fiscalía pedirá su procesamiento. Señaló que espera que la jueza a cargo dé lugar al pedido, ya que fue ella quien dio lugar a la solicitud de extradición.

“Es una gran responsabilidad para Uruguay, que esperamos poder cumplir. Es algo que le hace muy bien a nuestro sistema judicial”, agregó Gómez.

El caso en Uruguay comenzó con una denuncia penal que presentaron clubes uruguayos y el sindicato de jugadores profesionales, que acusaron a la Conmebol de haber desestimado ofertas de empresas que pagarían más por la transmisión de los torneos continentales Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

Los actuales contratos de televisión de Conmebol son con la empresa argentina TyC Sports. Según la denuncia, las ofertas superiores rechazadas serían de Global Sports, propiedad del empresario televisivo uruguayo Francisco Casal. La Conmebol sostiene que las ofertas de Casal no se pueden considerar porque existen contratos vigentes.

Fabián Pumar, secretario general del sindicato de jugadores, dijo a la AP en 2014 que “entre 2011 y 2013 los jugadores uruguayos que actuaron en torneos continentales dejaron de ganar más de cuatro millones de dólares por las decisiones arbitrarias de Conmebol”.

Figueredo, de 83 años, también fue acusado por Estados Unidos en mayo de mentir al “declarar que sufría de demencia severa” para evitar tener que someterse a pruebas de civismo y de inglés cuando recibió la ciudadanía estadounidense en 2006.

“Uruguay también podría procesar a Figueredo por la sospecha de que adquirió la ciudadanía estadounidense fraudulentamente”, indicó el ministerio suizo, y agregó que esto sería “por solicitud de las autoridades estadounidenses”.

“Esto significa que Figueredo podría ser enjuiciado en Uruga por todos los delitos de los que se le acusa. En Estados Unidos, el proceso abarcaría sólo algunos de los cargos”.

El Departamento de Justicia estadounidense acusó a Figueredo de crimen organizado, fraude electrónico y lavado de dinero por su participación en la trama de sobornos a cambio de los derechos comerciales de torneos, incluyendo la Copa América. Esos delitos conllevan una pena máxima de 20 años de cárcel.

El también ex vicepresidente de la FIFA fue arrestado el 27 de mayo en un hotel en Zúrich y desde entonces está detenido en una cárcel en esa ciudad. Su detención fue dos días antes que expirara su cargo como miembro del comité ejecutivo de la FIFA.

Otro dirigente de la FIFA acusado en Estados Unidos, el costarricense Eduardo Li, fue arrestado en mayo dos días antes que empezara oficialmente su período como miembro del comité.

El viernes, el ministerio suizo dijo que Li fue extraditado a Estados Unidos, una semana después de retirar un recurso disputando la extradición.

“El (Li) fue entregado a dos policías estadounidenses en Zúrich, que lo acompañaron en el vuelo a Nueva York”, señaló el ministerio.

Li fue suspendido por la FIFA y expulsado de la presidencia de la federación costarricense después de ser acusado en el caso.

El antecesor de Figueredo en la Conmebol, Nicolás Leoz, también está acusado y disputa una solicitud de extradición desde el arresto domiciliario en Paraguay. (D).