Ecuador. Sábado 22 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Terry evita el triunfo del Everton en Stamford Bridge en el minuto 98

El jugador de Chelsea, Jason Terry, derecha oculto, anota el tercer gol de su equipo, en el ˙ltimo segundo del tiempo de reposiciÛn, para empatar 3-3 con Everton en un partido por la liga Premier el s·bado,1 6 de enero de 2016, en Londres. (AP Photo/Matt Dunham)

Londres, 16 ene (EFE).- Un tanto en fuera de juego del defensa John Terry en el minuto 98 evitó este sábado la victoria del Everton sobre el Chelsea en Stamford Bridge (3-3), en un encuentro en el que se vieron seis goles en la segunda mitad.


Publicidad

Los pupilos de Roberto Martínez, que se habían adelantado en el marcador en el 90 gracias al zaguero argentino Ramiro Funes Mori, ven como una polémica decisión del árbitro Mike Jones les ha privado de llevarse los tres puntos del feudo ‘Blue’.

En el duelo destacado de la jornada sabatina de la liga inglesa, ‘Blues’ y ‘Toffees’ no defraudaron en el Bridge y disputaron el que probablemente ha sido el mejor encuentro de la temporada en Inglaterra.

Llegaban ambos conjuntos al partido después de sumar sendos empates en la jornada de entre semana (2-2 con el West Brom el Chelsea y 0-0 con el Manchester City el Everton) y sabiendo de la importancia de lograr hoy la victoria.

Apostó Guus Hiddink, entrenador interino de los londinenses, por un once ligeramente más conservador, con John Obi Mikel y Nemanja Matic en la medular y Willian, Cesc Fàbregas y Pedro Rodríguez en la mediapunta. Diego Costa, que con el holandés en el banquillo parece haber recuperado el hambre de gol, volvió a ser la referencia arriba.

Tras una primera mitad sin goles, los seis tantos de la contienda llegaron en unos segundos 45 frenéticos minutos.

Tras una serie de tímidos acercamientos por la izquierda de Pedro, titular nuevamente en el costado izquierdo, llegó la respuesta del Everton, que se adelantó en el marcador gracias a un tanto de Terry en propia puerta.

Lukaku hizo una diagonal desde la derecha, cedió a Ross Barkley y éste a Leighton Baines, cuyo centro lo introdujo en su propia portería el capitán de los ‘Blues’ a los 50 minutos de juego.

La tuvieron los ‘Toffes’ apenas dos minutos más tarde: recuperación de Kevin Mirallas en el centro del campo y Barkley, solo desde el costado izquierdo, estrelló el esférico en el palo de la meta defendida por Thibaut Courtois.

No perdonaron los de Martínez en la siguiente jugada, en el 55, cuando Mirallas, tras una gran triangulación con Barkley y Baines, recogió el balón en el corazón del área, se revolvió y soltó un zurdazo que perforó la meta de su compatriota Courtois.

Reaccionó rápidamente el Chelsea y estuvo cerca Cesc de descontar, pero su remate espectacular de tacón tras un centro de Azpilicueta lo mandó de forma acrobática a saque de esquina Tim Howard.

Sin embargo, apenas un minuto más tarde llegó el primero de los locales, obra de Diego Costa. La sociedad con Fàbregas que tantas alegrías dio a los londinenses la temporada pasada volvió a funcionar y el hispano-brasileño aprovechó un balón largo del canterano azulgrana para forzar el error de Jagielka y Howard y empujar a placer el balón al fondo de la red.

Sin apenas tiempo para la reacción ‘Toffee’ llegó el segundo del Chelsea. Esta vez el asistente fue Costa y el rematador Fàbregas, quien culminó la remontada con un disparo desde la frontal que tocó en un defensa y despistó a Howard.

Mejoró el Chelsea con el joven brasileño Kenedy en el terreno de juego -salió en lugar de Pedro-, pero fue el Everton el que volvió a ponerse por delante.

En el minuto 90 un centro de Gerard Deulofeu, que había saltado al campo en sustitución de Aaron Lenon, tras un saque de esquina, lo remató de forma acrobática el argentino Funes Mori para desatar la locura entre los hinchas visitantes.

Tenía siete minutos el Chelsea para obrar nuevamente la remontada que evitara su décima derrota del curso, y lo logró en el 98 gracias a John Terry, quien en fuera de juego recogió un pase de cabeza de Oscar para rematar de tacón y decretar el definitivo 3-3 en un encuentro épico. (D).