Ecuador. Lunes 24 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

CONCACAF se reúne en Miami en medio de crisis

el prÌncipe AlÌ de Jordania habla en una conferencia de prensa el jueves, 11 de febrero de 2016, en Ginebra. (Martial Trezzini/Keystone via AP)

AP.- Los cinco candidatos a la presidencia de la FIFA se reúnen el viernes en Miami con algunos de los votantes más indescifrables de la votación, que están inmersos en su propia lucha de poder y crisis financiera.


Publicidad

Nada es sencillo últimamente en la CONCACAF, cuyos tres últimos presidentes fueron acusados por el Departamento de Justicia estadounidense por el escándalo de corrupción en el fútbol.

Las 35 federaciones con voto de Norte, Centroamérica y el Caribe podrían ser decisivas en la elección del 26 de febrero.

“Cada miembro puede tomar su propia decisión”, dijo Victor Montagliani, presidente de la federación de Canadá. “El comité ejecutivo de la CONCACAF no emitirá ninguna declaración de respaldo a algún candidato”.

Esa libertad de decisión, y el hecho de que la región no tiene alianzas con ninguno de los cinco candidatos de Africa, Asia y Europa, hacen que sea tan difícil descifrar las intenciones de la zona.

Los candidatos son el jeque Salman bin Ibrahim al Khalifa de Bahrein, uno de los favoritos y líder de la confederación asiática; el secretario general de la UEFA Gianni Infantino, un suizo que tienen el endoso de las siete federaciones centroamericanas; el príncipe Alí bin al-Hussein de Jordania, un ex vicepresidente de la FIFA; el ex director de relaciones internacionales de la FIFA, el francés Jerome Champagne; y el empresario sudafricano Tokyo Sexwale, jefe de la unidad antidiscriminación de la FIFA.

El príncipe Alí tuvo algunos votos de la región cuando perdió las elecciones presidenciales de mayo ante Joseph Blatter.

A dos semanas de las elecciones en Zúrich, la votación no es el principal motivo para la reunión de los 41 miembros de la CONCACAF, que incluye a algunas pequeñas islas que no están afiliadas a la FIFA.

La CONCACAF, al igual que el organismo sombrilla, intenta implementar reformas para mejorar la gobernanza y luchar contra la corrupción. La plana mayor de ambos organismos, al igual que de la confederación sudamericana (Conmebol), fue sacudida por las investigaciones de Estados Unidos y Suiza sobre corrupción, que produjeron acusaciones y arrestos en mayo y diciembre.

El viernes, los miembros de la CONCACAF pactarán una postura sobre las reformas propuestas por la FIFA y que serán sometidas a votación en la asamblea extraordinaria del 26 de febrero.

“Nos pareció importante reunirnos ahora y no en Zúrich”, dijo Montagliani. “Después de Miami, podemos estar de acuerdo en que no estamos de acuerdo en todo, pero al menos todos estaremos claros al respecto”.

Las finanzas también serán un tema de conversación.

La FIFA detuvo 10 millones de dólares en financiamiento a la región por recomendación de su grupo de auditoría, fondos que son cruciales sobre todo para las pequeñas islas del Caribe.

“Queremos tener una explicación clara de por qué lo hicieron”, dijo Montagliani. “A fin de cuentas, la FIFA debe servir a sus miembros. Vamos a resolverlo y el dinero será descongelado”.

La CONCACAF se reunirá sin un presidente, ya que no elegirá a su líder hasta el 12 de mayo en Ciudad de México.

Montagliani es uno de cuatro candidatos a presidir el organismo, junto con Larry Mussenden (Bermuda), Gordon Derrick (Antigua y Barbuda) y Mark Rodrigues (Guyana).

“Empezó bien”, dijo Montagliani, quien habla español y francés y recibió esta semana el respaldo del grupo centroamericano.

“Obviamente tenemos que poner la casa en orden”, agregó. “Hay mucha gente buena en la CONCACAF y mucha gente que está molesta, pero creo que todos se dan cuenta que la única forma de salir de esto es juntos”. (D).