Ecuador. Domingo 22 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Madrid golea al Villarreal y sigue en pelea

Foto de archivo. MADRID, 20/04/2016.- El centrocampista del Real Madrid Luka Modric (d) celebra tras marcar el tercer gol ante el Villarreal, durante el partido de Liga de Primera División que se disputa esta noche en el Santiago Bernabéu, en Madrid. EFE/JuanJo Martín

Madrid, 20 abr (EFE).- El Real Madrid respondió a los triunfos de Barcelona y Atlético de Madrid con un partido firme ante un Villarreal sin mordiente, en un encuentro brillante de Modric que puso el broche con gol, tras los de Benzema y Lucas Vázquez, al octavo triunfo liguero consecutivo (3-0) y un final de incertidumbre tras retirarse del campo Cristiano Ronaldo.

Publicidad

Sin argumentos ofensivos del Villarreal todo nacía de Modric. Una bicicleta y pase atrás para que Lucas, de primeras, chutase de zurda arriba. El Real Madrid metió una marcha más. Sentía el gol cerca con acciones de Cristiano desequilibrando en el costado izquierdo.

El premio llegó a cuatro del final, el centro del portugués generó un rechace que cayó a Benzema, en el sitio adecuado, para marcar a placer.

Comenzó un asedio, con Lucas y Marcelo desbordando por las bandas. Los cambios de Marcelino buscaron estirar a su equipo en busca del gol pero recibió el castigo de los goles. En cuanto hubo espacios el Real Madrid comenzó a correr y Lucas Vázquez sentenció. Su disparo, en carrera, despistó a Asenjo pese a no ir colocado.

El Real Madrid mantenía el ritmo por el título liguero tras su resurrección y cerraba su victoria con el premio al jugador más brillante del partido, Modric. El croata remataba llegando desde atrás con calidad un centro desde el costado derecho y bajaba el telón de la octava victoria liguera consecutiva.

Pero no todo era felicidad en el Bernabéu. Tras un intento de chilena Cristiano se marchó del campo sin hablar con nadie directo a los vestuarios. Una lesión en el momento clave de la temporada sería la peor noticia. (D).

Publicidad