Ecuador. Viernes 21 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Autoridades: Llamada del mismo Pulido llevó a su rescate

El delantero mexicano Alan Pulido, izquierda, comparece ante la prensa junto al gobernador del estado de Tamaulipas, en el norte de México, Egidio Torre Cantú, tras el rescate del futbolista, que pasó unas horas secuestrado, el 30 de mayo de 2016 en Ciudad Victoria, la capital del estado de Tamaulipas. (AP Foto/Alfredo Peña).

CIUDAD VICTORIA, México (AP) — Una llamada del propio Alan Pulido a los servicios de emergencia permitió a las fuerzas de seguridad ubicarlo y rescatar al futbolista mexicano tras permanecer prácticamente un día secuestrado, según indicaron las autoridades estatales el lunes.


Publicidad

El procurador de Justicia del estado norteño de Tamaulipas, Ismael Quintanilla, aseguró en un mensaje a la prensa que sus captores se descuidaron y el delantero del Olympiacos aprovechó para marcar al número de emergencias poco después de la medianoche del domingo.

“En un descuido de los captores en el lugar donde se encontraba pudo hacer una llamada y pedir auxilio, dando la ubicación donde se encontraba”, aseguró Quintanilla, quien no aceptó preguntas de la prensa.

Pulido, de 25 años, fue secuestrado por cuatro hombres armados que lo interceptaron cerca de las 11:30 de la noche en una carretera de las afueras de Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, cuando regresaba de una fiesta.

Para la 1:30 de la tarde del domingo, la familia del futbolista recibió una llamada en que se pedía un pago por su liberación, dijo Quintanilla. Otro funcionario federal afirmó que aunque hubo una negociación no se pagó nada.

El jugador fue rescatado sano y salvo en una casa de seguridad al sur de Ciudad Victoria, operativo en que fue detenido uno de los presuntos secuestradores.

Quintanilla subrayó que el detenido pertenece a uno de los grupos criminales que operan en la ciudad, pero no ofreció más detalles.

Pulido compareció brevemente ante la prensa la madrugada del lunes con la mano derecha vendada, poco después de su liberación.

Interrogado por reporteros sobre su estado, Pulido sólo alcanzó a decir “Muy bien, gracias a Dios”. Durante la presentación, frente a las instalaciones de la policía estatal, el deportista estuvo acompañado por el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú.

“Lo más importante es que aquí está, está con nosotros”, indicó el gobernador.

Tras unos segundos, el futbolista subió a una camioneta de la policía y se marchó con rumbo desconocido.

Pulido, de 25 años, apareció con una camiseta de colores sin mangas y, más allá de la mano no presentaba signos visibles de violencia.

El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, dijo en Radio Fórmula, que no hubo violencia en el rescate, aunque el jugador tuvo heridas menores.

“Era un secuestro”, dijo el funcionario, quien agregó que aunque “hubo una negociación, no se pagó rescate”.

El club Olympiacos se congratuló por el rescate.

Alan está sano y salvo, con su familia”, señaló en un mensaje en español el equipo en su cuenta de Twitter. “Os damos las gracias a todos por vuestra preocupación y oraciones durante los momentos difíciles que ha vivido”.

El incidente ocurrió a una semana de la celebración de elecciones de las que saldrá el nuevo gobernador del estado.

En Tamaulipas, en la frontera con Texas, están presentes desde hace años los carteles rivales del Golfo y Los Zetas. A las organizaciones se les acusa de perpetrar secuestros, extorsiones y robos, y realizar actividades relacionadas con el tráfico de drogas.

En 2005, el entrenador argentino Rubén Omar Romano fue secuestrado en la Ciudad de México al término de una práctica del equipo Cruz Azul, que entonces dirigía. Pasó 65 días en manos de sus captores antes de ser liberado por la policía federal.

El secuestro de Pulido provocó una ola de mensajes de solidaridad en el mundo del fútbol.

Ex compañeros de Pulido en la selección mexicana lamentaron lo sucedido también a través de redes sociales.

“Una pena lo sucedido”, escribió el portero Jesús Corona en Twitter. “Mis oraciones están con él y su familia en este difícil momento”.

Pulido pasó los primeros cuatro años de su carrera en el Tigres antes de emigrar a Europa, donde se enroló en el Levadiakos del fútbol griego en 2015 y más tarde pasó al Olympiacos, donde marcó cinco goles en ocho partidos, su mejor actuación hasta ahora.

Pulido ganó el torneo Apertura de 2011 con Tigres.

Con la selección nacional Sub-20, el delantero consiguió el tercer lugar en el Mundial de Colombia de 2011. En Brasil 2014 formó parte del combinado mexicano, pero no llegó a disputar ningún partido.

Pulido cobró notoriedad al irse de México sin el permiso del club Tigres, que alega tener sus derechos federativos. Ambas partes han estado litigando en tribunales deportivos internacionales.

El seleccionador de México, el colombiano Juan Carlos Osorio, dijo recientemente que Pulido tiene calidad para formar parte del Tri pero que no ha estado convocado por la disputa con Tigres. (D)